Publicado en JOC, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Sínodo, jóvenes con voz

Caminar junto a la juventud

 

¡Es nuestro momento! Jóvenes cercanos y alejados de la Iglesia, jóvenes de barrio, estudiantes, trabajadores, en paro… todos y todas. ¡La Iglesia nos escucha!

Pero… ¿Qué es un Sínodo?

El Sínodo de los Obispos es una institución creada por el Papa Pablo VI el 15 de sep­tiembre de 1965, en respuesta al Concilio Vaticano II. Etimológicamente hablando la palabra “sínodo”, derivada de los términos griegos syn (que significa “juntos”) y hodos (que significa “camino”), y expresa la idea de “caminar juntos”. Se trata de una reu­nión de obispos, habitualmente en el Vaticano, en la que tratan algún tema propuesto por el Papa y emiten su opinión. Sobre esa reflexión, el Santo Padre realiza una Exhortación Apostólica en la que indica las guías maestras sobre el asunto concreto.

¿Por qué un Sínodo sobre jóvenes?

Concretamente, “Jóvenes, fe y discernimiento vocacional”. No es una casualidad que el Sínodo de los Obispos esté centrado en los jóvenes, un gran porcentaje de ellos muestran descontento, apatía, incluso indiferencia más ante lo eclesial que ante lo espiritual. El papa Francisco ha elegido este tema con el objetivo de apostar con más intensidad y convicción por los jóvenes y su papel en la Iglesia. A pesar de que desde el inicio el Papa ha querido escuchar a todas las personas jóvenes sin filtros, la Iglesia necesita seguir aprendiendo a escuchar y entender el modo en que los jóvenes vivi­mos la fe. Para ello, los obispos han analizado qué está haciendo la Iglesia actualmen­te por los jóvenes y qué debe mejorar para ser capaz de seguir generando “lugares de encuentro” y desarrollo de la personal de manera integral.

Para ello, es necesario que, como Iglesia, salgamos al encuentro de los jóvenes y anunciemos el Evangelio en todos los rincones siendo valientes y proacti­vos. Sin embargo, esto supone salir de nuestras comodidades y esquemas, incluso, asumir riesgos. La JOC como movimiento misionero y de frontera, sabemos que es una responsabilidad dura, porque vivimos la injusticia en nuestra propia vida y junto a otros jóvenes, lo que supone un desgaste físico y emocional, a la misma vez que un caudal de esperanza y de renovación para la Iglesia y para la sociedad. Estamos convencidos que evangelizar es entrega, servicio y amor incondicional; y que vivir en Cristo supone tocar, acariciar y empoderar a las personas más empobrecidas seña­lando las causas que provocan su empobrecimiento.

Por lo tanto, animamos a que, ¡Cuenten con nosotros! Somos jóvenes que que­remos formar parte de la construcción de un mundo nuevo, donde cada persona tenga oportunidad de desarrollarse y vivir con la dignidad que Dios tiene soñada para cada uno de nosotros. Somos jóvenes, y no nos resignamos a ser generación ignorada y sobrante. ¡La juventud no podemos quedar al margen! Somos el pre­sente, somos la alegría y la fuerza, somos la esperanza que empuja otro mundo posible.

 

Para ver la revista entera pincha en el enlace:

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/revista-jo/item/106-n-46-febrero-2019

 

 

Anuncios
Publicado en Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Boletín Consiliarios Diciembre 2018

Acompañar

////////////////////////

 

La práctica del discernimiento en la JOC es más que una metodología

 

Sínodo, etimológicamente hablando, la palabra derivada de los términos griegos synque significa “juntos”y hodos que significa “camino”, expresa la idea de “caminar juntos”.

Discernimiento, es tomar decisiones y orientar las propias acciones en situaciones de incertidumbre y

frente a impulsos internos contradictorios. Es un término clásico de la tradición de la Iglesia, que se aplica a una pluralidad de situaciones.

La práctica del discernimiento en la JOC es más que una metodología; el Ver, Juzgar y Actuar, es un estilo de vida que surge de una mirada creyente de la realidad,abiertos a la acción del Espíritu en la historia,que nos hace protagonistas en la puesta en marcha del proyecto humanizador del Reino de Dios. Tarea que hay que realizar con los pies en la tierra, es decir,en la solidaridad con los empobrecidos, el cultivo dela interioridad, la escucha de la Palabra y el compromiso personal y comunitario en el trabajo por la justicia.

Estamos convencidos que el Papa Francisco en sus propuestas y en su actividad pastoral no está inventando nada nuevo, está “sacando del arca, como aquel padre de familia del que nos habla Jesús en el evangelio” elementos y claves de la tradición de la Iglesia que los movimientos de Acción Católica especializados venimos poniendo en práctica desde que fuimos llamados a participar en la evangelización dela Iglesia.

Es estimulante y nos llena de alegría a las personas que transitamos los caminos de la vida desde los proyectos y las claves de “los movimientos apostólicos”, -que queremos ser fieles al Evangelio y a los descartados por el sistema- “ver lo que vemos y escuchar lo que escuchamos” por parte de aquel que está llamado a pastorear al “Pueblo fiel de Dios” en este momento histórico. Desde el ejemplo y el entusiasmo del Papa Francisco nos sentimos, si cabe, aún más responsables de nuestra misión en la Iglesia y del“don” que hemos recibido para bien de toda la comunidad eclesial y de los jóvenes del mundo obrero en particular.

Por todo esto hoy nos atrevemos a decir humildemente con el salmista: “Nuestro corazón no es ambicioso ni pretende grandezas que superen nuestras capacidades…” y con el discípulo “lo que hemos visto y oído del Verbo de la vida os lo comunicamos para que participéis de nuestra alegría”.

 

Para verlo entero pincha en el enlace:

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/acompanar/item/104-acompanar-40

Publicado en JOC, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: #RelaciónARTE: juntas sumamos, juntas cambiamos

Que nos acepten tal y como somos, nos traten con respeto, con igualdad… son claves para tener unas relaciones saludables con las demás personas. Pero, ¿logramos esto en nuestras relaciones con las demás a través de las redes sociales? ¿Nos es más fácil comunicarnos con determinadas personas a través de una red social en lugar de cara a cara?¿Qué relaciones establece­mos según nuestro sexo, género, cuerpos diversos, estereotipos y los roles que se nos atribuyen socialmente? ¿Cómo vivimos estas situaciones en el ámbito familiar, laboral o con las amigas/os? ¿Qué circunstancias históricas y en qué sentido las diferencias de sexo engendran desigualdades de valor y poder en­tre seres humanos? ¿La función del sexo tiene que ver con las ideas acerca de cómo se forjan relaciones sociales? Piénsalo… y tú, ¿cómo te relacionas?

La campaña es un medio que tiene la JOC para llevar acción colectiva. Es un proceso continuado de acción- reflexión en torno a tres etapas; VER, JUZGAR y ACTUAR donde se aborda una inquietud juvenil teniendo como objetivo la toma conciencia de las situaciones que vivimos las y los jóvenes para hacernos cargo y protagonistas y ponernos en marcha para transformarlas junto a otras personas.

Somos militantes cristianas y cristianos conscientes de que formamos parte de una sociedad cambiante y que avanza continuamente, aparecen nuevos elementos (avances tecnológicos) y nuevos planteamientos y modelos sociales (empoderamiento femenino). Pero el sistema capitalista con su codicia desme­dida nos deshumaniza y rompe las vidas de tantas y tantos jóvenes. Por ello es fundamental no sólo conocer la realidad sino cuestionarnos de qué mane­ra estamos participando de ella. Este sistema continuamente mina nuestra autoestima y nos impone sus reglas y cánones (utilidad, beneficio, inmedia­tez, opresión, miedo, desigualdad, competitividad, explotación, éxito,…) desde los cuales establecer nuestras relaciones las cuales provocan unas desigualdades que clara­mente repercuten con más du­reza en los barrios populares en los que vivimos.

Por ello, creemos necesario y urgente descubrir qué cambio de paradigma antropológico, ético, cultural, económico, social, político y religioso es necesario para que la persona esté en el centro, teniendo cla­ro que es preciso promover un auténtico cambio desde el inte­rior de la persona y lograr que sea una revolución de alcance universal.

 

Para ver la revista entera pincha en el enlace:

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/revista-jo/item/105-n-45-noviembre-2018

Publicado en JOC, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Ocio y Tiempo Libre: Alternativo, Ser uno/a mismo/a, Diversión, Protagonista, Dejar huella, Acción.

El “campaJOC” no es una manera más de pasar nuestro ocio y tiempo libre. Los y las militantes de la JOC concebimos el campamento como una acción misionera: educativa y evangelizadora, como una oportunidad de crecer como personas. Tratamos de acercar el Proyecto de Dios a las y los jóvenes a través de la experiencia de la JOC, ofreciendo otros modelos de relación y de convivencia, preocupándonos por la dignidad de las personas, reflexionando sobre la realidad y sobre nuestro papel en la vida y todo ello partiendo de las necesidades e inquietudes de las personas jóvenes.

El campamento de la JOC supone para muchos jóvenes la oportunidad de vivir una experiencia que les ayuda a tener criterios para descubrir una manera diferente de posicionarnos frente a los acontecimientos, a la sociedad, a nuestra propia vida y ante este sistema neocapitalista y “heteropatriarcal” que nos asfixia y no nos deja desarrollar nuestra dignidad como hijas e hijos de Dios. Es un espacio en el que se favorecen unas circunstancias que ayudan a las y los jóvenes a sentirse protagonistas de sus vidas y responsables de la organización de la sociedad.

Todo se planifica con el objetivo de propiciar una convivencia solidaria y unas relaciones de igualdad, desde una perspectiva en clave joven, obrera y cristiana. Generando la oportunidad de realizar comunitariamente una lectura cristiana de la realidad social y cultural.

Los campamentos de la JOC, se conciben y se desarrollan en unas claves y unas dinámicas que parten del conocimiento de la persona, fomentando el desarrollo de todas sus dimensiones y el respeto a la naturaleza. Se fomentan unas experiencias que suscitan preguntas, despiertan la creatividad, provocan inquietudes y fomentan valores concretos. Los campamentos son una propuesta educativa, este carácter educativo es el que vertebra las actividades, los contenidos, las actitudes, las tareas de los militantes… En definitiva, todos nos educamos educando, disfrutando, conviviendo y celebrando.

Todo se vive con intensidad: la noche, el silencio, los gestos, los símbolos, etc. Todo eso genera cierta “utopía proyectada”, personal y colectiva. Es una constatación de que es posible otra forma de ser Persona y de dar pasos hacia una sociedad nueva. En el campamento, el Reino de Dios se huele, se palma, se ve, se siente de manera tan real gracias a valores evangélicos como la solidaridad, la cooperación, el compañerismo, el respeto al otro, la compasión, el perdón hacia el compañero…

El campamento tiene carácter de proceso personal y comunitario. Es un espacio que le permite al joven profundizar en su propia vida y en la realidad que viven muchos otros jóvenes como ellos. Conocer y sacar a la luz sus frustraciones y sus aspiraciones, descubrir lo bueno que hay en cada uno de ellos, y sentir que están llamados a desarrollarse como hijos e hijas de Dios que no quiere de nosotros otra cosa sino que seamos felices amando.

Artículo publicado en Noticias Obreras en julio de 2018.

 

Para ver la revista entera pincha en el enlace:

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/revista-jo/item/103-n-44-septiembre-2018

Publicado en JOC, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Coordinadora General

IMG-20181020-WA0019 (1)

NOTA DE PRENSA: Coordinadora General de la Juventud Obrera Cristiana

La Juventud Obrera Cristiana (JOC) ha celebrado este pasado fin de semana, 20 y 21 de octubre, su coordinadora general. Las y los responsables de las distintas diócesis junto a consiliarios y acompañantes, han compartido los retos que como movimiento nos planteamos este curso marcado por el inicio del Sínodo de obispos sobre “Jóvenes, fe y discernimiento vocacional”, la puesta en marcha de los retos aprobados en el 48º Consejo General celebrado en diciembre del año pasado y la Campaña de Acción sobre “RelaciónARTE. Juntas sumamos, Juntas cambiamos”.

La sesión se inició con un tiempo dedicado a la oración. Ocasión, para compartir y agradecer la vida de tantos jóvenes de los barrios obreros donde estamos presentes día a día.

Más tarde, se evaluó todo el proceso de verano que cada diócesis ha llevado a cabo; campamentos, escuelas de formación, talleres, cines de verano…, además de valorar como se han puesto en marcha los tres retos que orientan el trabajo del movimiento en estos próximos tres años;

  1. Llevar acción militante en nuestros ambientes naturales haciendo protagonistas a otras/os jóvenes en la construcción del Reino.
  2. Crecer en una experiencia cotidiana y continua de encuentro con Dios, que parta de la vida, que envuelva y dinamice nuestra acción y estilo de vida siguiendo el testimonio de Jesús.
  3. Crecer como militante y como movimiento, en un estilo de vida responsable, justo y sostenible con el planeta y desde una opción por las personas empobrecidas.

Se presentaron los distintos encuentros de formación que la JOC llevará a cabo durante este curso entre los que destacan: encuentro nacional de consiliarios y acompañantes el 8 y 9 de diciembre, escuela de responsables del 6 al 9 del mismo mes, encuentro de formación para militantes y jóvenes en iniciación en el mes de abril, acogida de la JOC de Italia y Portugal en la diócesis de Bilbao en mayo, así como el encuentro europeo de militantes en Portugal durante julio. Sin duda, un año intenso y lleno de retos.

La jornada finalizó con la celebración de la Eucaristía, que presidió Mario, nuestro querido consiliario, quien con gran ternura y sencillez, nos ayudó a iluminar todo lo vivido a la luz del Evangelio y a dar gracias por todo el trabajo realizado, animando a las/os jóvenes a ser conscientes de su misión entre las/os jóvenes, a ser “Iglesia en salida” al encuentro de quienes más lo necesitan y haciendo presente el amor de  Dios Madre y Padre en cada actividad, campamento, encuentro, espacio de formación, equipo de vida…

“Id por todas partes siendo semillas del Reino, hablad más con vuestra vida, con vuestro compromiso que con discursos, glorificad al Padre-Madre Dios en todo lo que hagáis”, ha sido el mensaje de despedida. Recordando a Cardijn nos invitó a “ser santamente rebeldes”.

Pueden encontrar más información en nuestra página web (www.joc.com) y vía redes sociales: en Facebook (@juventudobreracristiana) y Twitter (@juventudobrera).

Madrid, 22 de octubre de 2018.

Publicado en JOC, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Acompañar. Boletín Consiliarios

Acompañar-Digital_16

 

Hemos publicado un nuevo número de Acompañar el boletín de Consiliarios y acompañantes de la JOC. Su objetivo es compartir experiencias de acompañamiento y proporcionar una herramienta de análisis y reflexión sobre la realidad juvenil y pastoral jocista.

“Desde la dinámica de una Iglesia en salida, sigan llevando
la alegría del Evangelio a cada uno de sus ambientes y continúen
trabajando por el bien y la dignidad de cada persona”

Francisco

 

 

En él podéis encontrar el artículo de portada De la herida, a la felicidad de las Bienaventuranzas. Yolanda Moreno Albalate (Ciudad Real)

 

Y además:

– Joc / Militantes / Experiencia. No tengáis miedo. Sergio (Canarias). Encuentros de Abril 2018

– Joc / Pastoral. ¿qué jóvenes? ¿qué formación? ¿qué trabajo?. Mario Picazo (Consiliario General)

– Francisco – La mirada de Jesús

– Poema. Señor, Jesús  Rosa Casillas

 

Para leerle entero o descargarle

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/acompanar/item/102-acompanar-digital-16

 

Publicado en JOC, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Comunicado jóvenes Acción Católica

COMO JÓVENES DE AC, SINTIÉNDONOS AGENTES ACTIVOS DE ESTA COMUNIDAD

Estamos  en  un  momento  importante  en  la  historia  reciente  de  la  Iglesia,  donde  la realidad  Sinodal  envuelve  toda la  pastoral  juvenil.  En  estos  últimos  meses,  la asociación  y  movimientos  juveniles  de  Acción  Católica  (ACG  –  J,  JEC, JOC  y  MJRC) hemos  trabajado  toda  clase  de  iniciativas,  encuestas,  diálogos  y  propuestas,  para preparar,  con profundidad,  este  gran  acontecimiento.  Estamos  llenos  de  esperanza por  los  frutos  del  Sínodo,  donde  se  marcarán los  “nuevos  rumbos”  para  la  pastoral con  los  jóvenes  del  mundo.

Las y los jóvenes en este momento histórico y eclesial nos sentimos llamados a ser agentes activos de transformación  del  mundo  según  el  proyecto  de  Dios.  Reconociéndonos  miembros  de  pleno  derecho  de  la comunidad  eclesial,  acompañados  y  en  comunión  con  los  pastores  y  demás  carismas  y  ministerios  que  enriquecen al  pueblo  de  Dios.

Ante  todo  lo  vivido,  la  pregunta  de  “¿qué  le  pedimos  a  la  Iglesia?”,  aún  cobra más sentido.

Ilusionados  y  llenos  de  expectación  en  que  “algo  importante  está  pasando”  solicitamos  a  nuestra  la  Iglesia,  desde la  fraternidad  y  la  colaboración,  un  gran listado  de  deseos  cargados  de  anhelos  y  sueños.

 

¿QUÉ LE  PEDIMOS A  LA IGLESIA?                                                      

Somos  jóvenes  que  deseamos  una  Iglesia  que  sepa  escuchar  nuestras  demandas, insatisfacciones  o  incluso decepciones,  que  esté  atenta  a  nuestras  expectativas  y deseos  profundos,  así  como  nuestra  manera  de  entender  y de  soñar  la  Iglesia.

Resaltamos  la  urgente  demanda  de  construir  una  Iglesia  que  sea  “hogar”  acogedor sin  distinción,  dialogante, servidora,  acogedora,  integradora,  atrevida  y  creativa. Capaz  de  renovar  el  lenguaje  para  hacerlo  sencillo,  cercano  y actual,  de  manera que  posibilite  la  comunicación  con  las  personas  más  jóvenes.

Una  Iglesia  que,  aprovechando  su  gran  influencia,  nos  haga  posible  dejar  el mundo en  mejores  condiciones  que como  lo  encontramos  para  que  las  generaciones futuras puedan  disfrutar  de  nuestra  casa  común.  Teniendo  en  el horizonte  el  cuidado  de las  personas  en  su  diversidad  y  el  medio  ambiente,  inspirándonos  en  Jesucristo como persona  de  hechos  y  no  sólo  de  palabra.

Una Iglesia que haga real su opción preferencial y evangélica por los pobres y no solo como una doctrina teológica de  bellas  palabras  sino  como  una  vivencia  en  su  “ día  a  día”.

Una  Iglesia  que  sea  capaz,  desde  la  luz  que  proyecta  el  Resucitado,  de  reconocer  el  papel  y  el  protagonismo  de  las mujeres  dentro  de  la  comunidad  eclesial  y  en  la  tarea  de  anunciar  el  Evangelio.  Aplicando  en  sus  estructuras  los principios y valores del Evangelio donde se reconocía la dignidad y el valor de las mujeres en plano de igualdad con los  hombres  como  lo  hizo  Jesús  de  Nazaret.

 

JÓVENES EN PARROQUIAS

Apostamos  por  parroquias  vivas,  llenas  de  frescura  y  dinamismo.  La  parroquia debe  ser  el  lugar  habitual  de encuentro,  desde  donde  sales  a  transformar  el mundo y  al  que  vuelves  a  compartir,  y  retomar  fuerzas,  con  tu comunidad.

Escucha,  cercanía,  acompañamiento,  esperanza,  ligera  de  estructuras,  alegre…  son algunas  de  las  acciones  que pedimos;  y  además  ofrecemos  ayuda  incondicional, nuestra  formación  en  acción,  fundamentada  en  nuestras comunidades,  equipos  de vida  donde  nos  sentimos  acogidos,  donde  nos  formamos,  oramos  y  celebramos  y donde nos  preparamos,  cada  semana,  para  salir  al  mundo  y  transformarlo  en  clave de  Jesús.

 

JÓVENES EN EL MUNDO ESTUDIANTIL

Necesitamos una Iglesia que motive a las personas que participamos de ella a preguntarse por el sentido de lo que estudiamos  desde  nuestra  vocación.  Una  vocación  entendida  en  cualquier  dimensión  de  nuestro  estudio,  enfocada siempre  hacia  una  opción  por  los  demás  y  con  actitudes  evangélicas.

Que  ante  situaciones  de  conflicto,  en  lo  educativo  que  concierne  a  la  Iglesia,  sea capaz  de  escuchar  a  todas  las partes,  internas  y  externas,  y  que  tenga  la  capacidad de  introducir  cambios  y  mejoras  desde  el  diálogo  y  la comunión.

 

JÓVENES EN BARRIOS OBREROS

Las  y  los  jóvenes  de  barrios  obreros  necesitamos  una  Iglesia  que  sea,  más  que nunca,  Pueblo  de  Dios en  complementariedad  de  carismas  y  ministerios,  una comunidad  de  espiritualidad  y  de  acción  transformadora, que  sea  Buena  Noticia para  las  personas  oprimidas  y  más  empobrecidas.  Una  Iglesia  pobre  en  coherencia radical  y fiel  al  Evangelio,  que  tome  postura  a  favor  de  las  víctimas  que  este sistema  descarta  e  ignora,  denunciando  y anunciando  que  otro  mundo  es  posible.

Queremos y necesitamos una Iglesia que sea cauce de reconocimiento de nuestra dignidad como hijas e hijos de Dios  ante  una  precariedad  vital  y  trabajo deshumanizador.  Y  para  ello,  es  necesario  contar  con  una  Iglesia cuidadora  de  personas  y  acompañante  de  procesos.

 

JÓVENES EN EL MUNDO RURAL

Nos  gustaría  una  Iglesia  que,  a  la  hora  de  hacer  los  planes  pastorales,  siguiera criterios  evangélicos  de  apuesta  por lo  pequeño,  desde  la  sencillez  de  nuestro ambiente  y  no  criterios  de  eficacia,  porque  la  Iglesia  es  la  comunidad  de  los discípulos  de  Jesús  que  sale  al  mundo  con  un  bello  mensaje  y  no  una  empresa para  la  extensión  de  una  doctrina.

Una  Iglesia  así,  será  una  Iglesia  que  vive  con  las  puertas  abiertas  dispuesta  a cambiar  algunas  estructuras  “que pueden llegar a condicionar un dinamismo evangelizador” (EG 26) porque “una pastoral en clave misionera no se obsesiona por la transmisión desarticulada de una multitud de doctrinas que se intenta imponer a fuerza de insistencia” (EG 35) .

Como  jóvenes  ofrecemos  ayuda  incondicional,  alegría,  pasión  por  la  evangelización, visión  de  un  mundo distinto,  formación  en  acción,  fundamentada  en  nuestras comunidades,  equipos  de  vida  donde  nos  sentimos  acogidos, donde  nos  formamos y oramos,  y  donde  nos  preparamos,  cada  semana,  para  salir  al  mundo  y transformarlo  en clave  de  Jesús.

Ofrecemos  la  alegría,  la  fuerza,  la  ilusión  de  la  juventud,  los  deseos  y  ganas  de  jóvenes  cristianos  que  “se  lo  creen”,  y que  afirman  que  Jesucristo  sigue  llamando  y  cambiando  los  corazones  de  los  que  quieren  apostar  y  de  los  que confirman  cada  minuto  que…  ¡merece  la  pena!

¡Cuenten con nosotros!

Somos  jóvenes  que  queremos  formar  parte  de  la  construcción  de  un  mundo  nuevo,  donde  cada  persona  tenga oportunidad  de  desarrollarse  y  vivir  con  la dignidad  que  Dios  tiene  soñada  para  cada  uno  de  nosotros.  Somos jóvenes,  y  no nos  resignamos  a  ser  generación  ignorada  y  sobrante.  ¡La  juventud  no  podemos quedar  al  margen! Somos  el  presente,  somos  la  alegría  y  la  fuerza,  somos  la esperanza  que  empuja  otro  mundo  posible.

Comunicado jóvenes AC

Octubre de 2018 .

Jóvenes  de  Acción  Católica