FORO DE LAICOS

HERALDOS DEL EVANGELIO: Misa por las apariciones de la Virgen de Fátima.

Los Heraldos del Evangelio invitan a la Misa conmemorativa del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima.

Lugar: Catedral de la Almudena.

Día: sábado, 13 de mayo.

Hora: 19h.

Después de la Misa se realizará una procesión en la Plaza de la Almudena.

Anuncios
Deja un comentario »

HERALDOS DEL EVANGELIO: Misa Solemne XVIº aniversario de la Aprobación Pontificia de los Heraldos del Evangelio

Deja un comentario »

HERALDOS DEL EVANGELIO: Consagración a la Virgen María.

Deja un comentario »

HERALDOS DEL EVANGELIO: Misa por el 99 aniversario de las apariciones de la Virgen de Fátima

Los Heraldos del Evangelio nos invitan, a todos los miembros del Foro de Laicos, a la celebración de la misa por el 99 aniversario de las apariciones de la Virgen de Fátima el viernes 13 de mayo a las 19h en la Catedral de la Santa María la Real de la Almudena.

1 Comentario »

HERALDOS DEL EVANGELIO: Mons. Jiménez Zamora presidió en la Basílica del Pilar Eucaristía de acción de gracias de los Heraldos del Evangelio

El Arzobispo de Zaragoza y presidente de la Comisión Episcopal de Vida Consagrada, D. Vicente Jiménez Zamora, presidió en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Pilar, una solemne Misa de Acción de Gracias, por el XV Aniversario de la aprobación pontificia de los Heraldos del Evangelio. Concelebraron con Mons. Jiménez Zamora, el director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Antonio Cartagena Ruiz, algunos canónigos del Pilar y varios sacerdotes Heraldos del Evangelio.
aff2d042-bf8c-49bc-9cea-538a0a005629

 

En su Homilía el Arzobispo de Zaragoza, recordó como los Heraldos del Evangelio, aprobados por San Juan Pablo II, fueron fundados por Mons. Joao S. Clá Dias, que ha llevado adelante esta obra, con tanto celo y amor a la Iglesia. “Es esta una celebración llena de alegría y de gozo. Una celebración de Acción de Gracias, con motivo del décimo quinto aniversario de la aprobación pontificia de la Asociación internacional de fieles de derecho pontificio, Heraldos del Evangelio. Estamos en una celebración festiva y jubilosa en esta Basílica Catedral del Pilar, a las plantas de Santa María, venerada con la secular advocación del Pilar, que es el corazón de nuestra Fe.

Los Heraldos del Evangelio son un carisma por el cual doy gracias a Dios. Las doy por este carisma en su Iglesia; que reconoció la Iglesia a través de San Juan Pablo II –hace ahora quince años precisamente- el 22 de febrero de 2001, festividad de la Cátedra de San Pedro. Ellos son fieles a la Iglesia, difunden el apostolado especialmente entre los jóvenes, con la belleza y la pulcritud y en torno a tres ejes fundamentales, que son como tres amores engarzados: la Eucaristía -Cristo entregado en amor por nosotros-, la Virgen Santa María, que tiene también corazón eucarístico y el Papa sucesor de Pedro, Obispo de Roma, que nos confirma a todos en la Fe. Feliz segundo domingo de Cuaresma, camino hacia la Pascua. Que el Señor que ha comenzado en nosotros una obra buena en esta Cuaresma, la lleve a feliz término en la Pascua florida de la Resurección”.
1 Comentario »

BELÉN DE LOS HERALDOS DEL EVANGELIO

Como en años anteriores los Heraldos del Evangelio de Madrid han instalado un Belén con luz y sonido en la C/ Cinca, 17. Tel.: 915 637 632.

 
El Belén se puede visitar desde el martes 8 de diciembre hasta el 10 de enero de 2016, y la entrada es gratuita. Permanece abierto todas las tardes, de 17:00 a 21:00 hs.

 
Funciones especiales para Colegios por las mañanas.

Un nacimiento, una historia, luz y sonido nos introducirán en la Navidad. Un espectáculo navideño.

 

Deja un comentario »

Heraldos del Evangelio: Santa Misa, 13 de Mayo.

Los Heraldos del Evangelio invitan a la celebración en el día de la Virgen de Fátima de la Santa Misa presidida por el Sr. Cardenal D. Carlos Amigo. Será a las 8 de la tarde en la Parroquia de Nuestra Señora del Buen Suceso, En Madrid.

Deja un comentario »

14 años de los Heraldos del Evangelio, Misa en Catedral de Toledo con homilía de monseñor Ángel Rubio

11016100_10206359799896389_3530792621224269043_n

Homilía del Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Ángel Rubio Castro, Obispo emérito de Segovia, en la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo, hoy domingo 22 de febrero, en la Misa de Acción de Gracias por el XIV Aniversario de la Aprobación Pontificia de los Heraldos del Evangelio.

 

“Convertíos y creed en el Evangelio”, acabamos de escuchar al final de la proclamación del Santo Evangelio: Una frase tan sencilla que sin embargo, constituye por sí sola un programa de vida: “convertíos y creed en el Evangelio”. He aquí la solución a los grandes problemas y a las innumerables crisis del mundo contemporáneo al inicio de este tercer milenio de la Era Cristiana. Convertíos y creed la Buena Nueva: el Evangelio.

Agradezco de corazón al Señor Arzobispo de Toledo D. Braulio, el poder presidir la Eucaristía en el primer domingo de Cuaresma en esta –para mí tan querida- Santa Iglesia Catedral Primada, llena de recuerdos y de vivencias personales.

Mi saludo extensivo al Deán y al Cabildo de la Santa Iglesia Catedral Primada, a los sacerdotes concelebrantes y a todos los que siguen esta retrasmisión en directo por el Canal Diocesano de Televisión, por 13 TV y Radio Santa María de Toledo.

Las lecturas de hoy nos llevan a reflexionar sobre la dinámica del pecado, del perdón, y de la misericordia. En el Evangelio no se relatan las tentaciones con detalle, pero bien las conocemos.

Jesús conocía mejor que nadie los peligros que atravesamos en nuestra existencia y con el ejemplo de su propia vida quiso advertirnos al respecto. A fin de que nadie, por virtuoso que sea se tenga por seguro e inmune. El, se dispuso a ser nuestro ejemplo para enseñarnos el modo de vencer las tentaciones del diablo. Y venciendo esas tentaciones, convirtiéndonos y creyendo la Buena Noticia que es su Evangelio, ayudar a nuestros hermanos los hombres.

Las tentaciones nos obtienen, sobre todo, méritos para la eternidad. Luego, ser tentados no es un desastre, al contrario, puede ser incluso una buena señal. Ante la tentación, debemos creer en la fuerza de Jesucristo y no en las nuestras. Y de ahí la necesidad de acercarnos a los Sacramentos, alejarnos de las ocasiones de pecado y de orar sin desfallecer. Para vencer todas las tentaciones es indispensable contar con la gracia divina que debemos pedir con insistencia. Nuestro progreso espiritual se relaciona precisamente a través de la tentación. En EL, todos fuimos tentados y en EL, todos vencimos al maligno..

Vivamos, queridos hermanos, esta nueva Cuaresma 2015 de nuestras vidas que hemos iniciado el miércoles pasado con la imposición de la Ceniza, creyendo la Buena Noticia. Vivamos una Cuaresma cristocéntrica, ya que el Señor es el centro de toda la Cuaresma. Vivámosla con una nota contemplativa para poder escuchar la voz de Dios. Una Cuaresma que sea pascual, pues Cuaresma es caminar hacia la pascua; una cuaresma eclesial, vivida“en Iglesia” para sentirnos “más Iglesia”.Vivamos una Cuaresma sacramental redescubriendo el Bautismo, viviendo la Confesión –que como enseña el Papa Francisco no puede ser algo mecánico- y celebrando la Eucaristía conscientemente desde la fe y el amor. Vivamos una Cuaresma viva y actual. Viva, con el realismo de nuestros sufrimientos diarios, y enriquecida con la pobreza de Cristo, compartiendo la suerte del Amado. Una Cuaresma que sea samaritana, procurando ser fermento de unidad en la fraternidad; una Cuaresma que sea evangelizadora pues si creemos la Buena Nueva, la debemos llevar con alegría a los demás, a los alejados, a muchos que esperan de nuestra conversión y de nuestro apostolado, el pan de la palabra y del ejemplo, que sacie su hambre y sed del cuerpo y del alma.

Hoy además nos unimos a la alegría de estos hermanos nuestros, los Heraldos del Evangelio, que tienen presencia activa también en la querida archidiócesis de Toledo, y que hoy conmemoran sus 14 años de aprobación pontificia por parte de San Juan Pablo II. Un teólogo prestigioso del siglo pasado, Hans Urs von Balthasar, afirmó que: “las sorpresas y regalos del Espíritu a la Iglesia consistirán sobre todo en la manifestación de aquella verdad que para una época –e igualmente, para una época de la Iglesia- tenga importancia básica. El Espíritu da la palabra clave y la solución a las preguntas candentes de la época… siempre bajo la figura de una nueva misión concreta, sobrenatural, con la producción de un santo que haga vivir para una época el mensaje del Cielo, la interpretación correspondiente del Evangelio, el acceso concedido a esa época para entrar a la verdad de Cristo, propia de toda época…”. Vuestro carisma, queridos Heraldos del Evangelio, es pues, un regalo para la Iglesia. Ya lo dijo el recordado Papa Benedicto XVI que erais: “llenos de entusiasmo”, habiendo “reconocido a Cristo como Hijo de Dios” y “llevándolo al mundo entero”. Muchas son vuestras actividades de evangelización. Y loables. Pero quiero referirme a una específicamente que pude constatar personalmente años atrás: las Misiones Marianas, con las que llegáis a los sitios más remotos, llevando la alegría del Evangelio, a través de la devoción a la Virgen Santísima, nuestra Señora. Visitáis parroquias, familias, colegios, hospitales, comercios. Y hacéis el bien. Viene a mi memoria lo que enseña el Papa Francisco en la Evangelii Gaudium: “qué bueno es que los jóvenes sean “callejeros de la fe”, felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra”(EG 106). Y esa entrega generosa, -que se desdobla también en la cantidad de misioneros españoles Heraldos del Evangelio que habéis enviado a las Américas-, os lo es premiada por la Providencia con numerosas vocaciones, porque como también enseña Francisco en la citada Evangelii Gaudium: “donde hay vida, fervor, ganas de llevar a Cristo a los demás, surgen vocaciones genuinas”(EG 107). Por todo eso, y por vosotros, con vosotros y con vuestro Fundador Mons. Joao Clá, hoy damos gracias al Señor.

Que María Santísima nos ayude a ser como Ella y a celebrar la Santa Cuaresma, provocando en nosotros y en nuestros hermanos, una experiencia de profunda conversión y de profunda y seria alegría. Hemos de ser la comunidad de la alegría, el pueblo de las Bienaventuranzas, porque creemos en Jesús y conocemos su presencia en medio de nuestras debilidades. Y sabemos que EL padeció, sufrió y murió por nosotros, pero resucitó y venció a la muerte. Entremos en el desierto cuaresmal, sabiendo que como enseña San Agustín, nadie se conoce a si mismo si no es tentado, ni puede ser coronado si no ha vencido, ni vencer si no ha combatido, ni combatir si no conoce de enemigo y de tentaciones. Entremos con esta Celebración de la Eucaristía, que nos servirá para sofocar la fuerza del pecado y pasar un día a la Pascua que no se acaba. Amén”.

Toledo, 22 de febrero de 2015

Extraído de: http://www.revistaecclesia.com/14-anos-de-los-heraldos-del-evangelio-misa-en-catedral-de-toledo-homilia-de-monsenor-angel-rubio/

Fotografía de José Alberto Rugeles. 

Deja un comentario »

Ruta de belenes: El belén de los Heraldos del Evangelio.

 

 

Una de las actividades típicamente navideñas es visitar los belenes que se exponen en varias iglesias e instituciones por toda España. Queríamos hacerles llegar la propuesta de incluir en su ruta el Belén que los Heraldos del Evangelio  preparan en su sede, en la C/Cinca N. 17 de Madrid. La entrada es gratuita y se puede visitar de lunes a domingo de las 17 a las 21 hrs.

1 Comentario »

13 años de los Heraldos del Evangelio

MISA EN MADRID

José Alberto Rugeles nos hace llegar una invitación a la  Misa de Acción de Gracias con motivo del XIII Aniversario de su Aprobación Pontificia, que celebrará el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de Madrid, Mons. D. Fidel Herráez Vegas.

Será el próximo sábado, 22 de febrero, a las 19,30 horas, en la parroquia de la Concepción de Nuestra Señora, sita en la Calle de Goya, 26 de Madrid.

MISA EN TOLEDO

Mons. Ángel Fernández Collado, obispo auxiliar de la Archidiócesis de Toledo, presidió en en la Catedral Primada de Toledo, una solemne Eucaristía de Acción de Gracias por ocasión del XIII Aniversario de la Aprobación Pontificia de los Heraldos del Evangelio.

Concelebraron con el Obispo, el Vicario Episcopal de La Mancha, D. Emilio Palomo Guío, el Vicario Episcopal para la Cultura, D. César García Magán, el Deán de la Catedral Mons. Juan Sánchez Rodríguez, el Presidente de los Heraldos en España, D. Pedro Paulo de Figueiredo Oliveira, E.P. y otros sacerdotes miembros del Cabildo Primado, diocesanos y de los Heraldos del Evangelio. Entre los fieles que participaron de la Misa estaban los Alcaldes de Camarenilla y de Arcicollar.

En su homilía Mons. Fernández Collado comentando el Evangelio señaló que: ”Jesús nos llama también hoy a través del Evangelio a aprender la lección del perdón. Hay quien dice: Yo soy bueno porque no robo, ni mato, ni hago mal a nadie; pero Jesús nos dice que esto no es suficiente para llamarnos cristianos y alcanzar la santidad, porque hay otras formas de robar y matar. Podemos matar las ilusiones de otro, podemos menospreciar al prójimo, podemos marginarlo, podemos guardarle rencor; y todo esto también es matar, no con una muerte física, pero sí con una muerte moral y espiritual. El Señor nos llama a ser personas consecuentes: «Deja tu ofrenda allí, delante del altar, y vete primero a reconciliarte con tu hermano», es decir, la fe que profesamos cuando celebramos la Eucaristía deberá influir en nuestra vida cotidiana y afectar a nuestra conducta. Por ello, Jesús nos pide que nos reconciliemos con nuestros enemigos. Un primer paso en el camino hacia la reconciliación es rezar por ellos. Si se nos hace difícil, entonces sería bueno recordar a Jesucristo muriendo por todos en la Cruz. El Papa Benedicto XVI nos animaba a comportarnos con esta actitud evangélica con estas palabras:«Si queremos presentaros ante Él, también debemos ponernos en camino para ir al encuentro unos de otros. Por eso, es necesario aprender la gran lección del perdón: no dejar que anide en el corazón la polilla del resentimiento, sino abrir el corazón a la magnanimidad de la escucha del otro, abrir el corazón a la comprensión, a la posible aceptación de sus disculpas y al generoso ofrecimiento de las propias».

Al referirse al XIII aniversario de la Aprobación Pontificia el Obispo expresó que: ”Hoy también celebramos esta Eucaristía, en acción de gracias por el décimo tercer aniversario de la aprobación pontificia de la Asociación internacional privada de fieles “Heraldos del Evangelio”. En el año 2001 el Beato Papa Juan Pablo II les concedía merecidamente dicha aprobación. Esta Asociación tiene presencia en más de 70 países y también está presente en nuestra Archidiócesis de Toledo, así como en otras diócesis de España. Sus miembros son, en su gran mayoría –como dijo en su libro “Luz del Mundo” SS Benedicto XVI: “jóvenes llenos de entusiasmo que han reconocido a Cristo como Hijo de Dios y lo llevan al mundo entero”. Siguiendo el ejemplo de su Fundador, Mons. Joâo Clá, se entregan de lleno al servicio de la Nueva Evangelización y a través de las Misiones Marianas que realizan, a través de conciertos catequéticos, a través de publicaciones y de su colaboración generosa con las parroquias, van expandiendo la Buena Nueva del Evangelio. El Señor les ha bendecido con el nacimiento de dos Sociedades de Vida Apostólica, una sacerdotal y otra femenina, ambas también de derecho pontificio, y éstas hoy tienen ya más de 110 sacerdotes, 17 de los cuales son españoles”.

Mons. Fernández Collado recordó que a los Heraldos ”les caracteriza la devoción a la Eucaristía, a la Virgen María y al Papa. Son sus tres amores. Y en su carisma está la búsqueda de la belleza, que debe marcar todas sus acciones. Expresión de ello es, especialmente, el hábito que visten. Buscan ser apóstoles de la Belleza de Dios en unos tiempos en que lo feo y el mal gusto van conquistando cada vez más terreno”.

“Damos pues gracias a Nuestro Señor Jesucristo, por estas personas y sus frutos de amor, fidelidad y entrega, y le pedimos por la intercesión de María Santísima, que todos ellos sean capaces, allí donde se encuentren, de dar gloria a Dios en el servicio de la Iglesia Universal, siendo humildemente verdaderos heraldos del Evangelio, llevando a todas partes la Buena Nueva de la Salvación, con la alegría que el Papa Francisco nos invita a tener y a vivir”, concluyó el Señor Obispo.

El coro de los Heraldos del Evangelio tuvo a su cargo las músicas de la Eucaristía.

Es una crónica de José Alberto Rugeles Martínez extraida de http://www.revistaecclesia.com/13-anos-de-los-heraldos-del-evangelio-misa-en-la-catedral-de-toledo/ 

Deja un comentario »