Publicado en Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Regnum Christi

REGNUM CHRISTI: El Regnum Christi elige gobernarse colegiadamente y que los laicos participen de derecho con voz y voto consultivo

 

  • El Regnum Christi solicita a la Santa Sede ser erigido canónicamente como una federación formada y gobernada colegiadamente entre los Legionarios de Cristo, las Consagradas y los Laicos Consagrados, con voto consultivo de los laicos, que se asocian individualmente a la Federación Regnum Christi.

 

  • El Estatuto de la Federación Regnum Christi será entregado a la Santa Sede para que las autoridades eclesiásticas correspondientes lo valoren y soliciten las enmiendas que consideren necesarias de cara a su aprobación final.

 

  • El Regnum Christi está formado por los Legionarios de Cristo, las Consagradas, los Laicos Consagrados y los laicos; el Estatuto que presentan a la Santa Sede para su aprobación expresa el punto de encuentro que han discernido juntas estas cuatro vocaciones en lo que respecta a su carisma y misión común, espiritualidad, miembros, organización y gobierno.

 

  • Durante los últimos 8 años de renovación de la mano de la Santa Sede, los Legionarios de Cristo han elaborado unas nuevas Constituciones; las Consagradas y los Laicos Consagrados han sido reconocidos canónicamente como Sociedades de Vida Apostólica de derecho pontificio con sus respectivas Constituciones también, y los laicos han elaborado su Reglamento, un código secundario que depende del Estatuto que será enviado a la Santa Sede para su aprobación.

 

  • Los órganos supremos de las tres vocaciones consagradas (Capítulo General de la Legión de Cristo y Asambleas Generales de las Consagradas y de los Laicos consagrados del Regnum Christi), han ratificado su voluntad de constituir la Federación Regnum Christi, así como el Estatuto que será entregado a la Santa Sede para sus consideraciones y aprobación definitiva.

 

  • El camino de renovación ha sido un proceso participativo y global en el que a lo largo de 8 años desde 2010 han tenido la oportunidad de involucrarse todos los miembros del Regnum Cristi de las cuatro vocaciones, unos 22.000 entre legionarios de Cristo, consagradas, laicos consagrados y laicos.

 

Regnum Christi 1

6 de diciembre de 2018_El Regnum Christi solicita a la Santa Sede ser reconocido canónicamente como una federación, formada y gobernada colegiadamente entre los Legionarios de Cristo, las Consagradas y los Laicos Consagrados, con voto consultivo de los laicos, que se asociarán individualmente a la Federación. Así ha llegado a su etapa final el camino que el Regnum Christi recorre desde 2010 de la mano de la Santa Sede para dotarse de una forma jurídica adecuada a su realidad, y de un Estatuto que ahora se presenta a la Santa Sede para que las autoridades eclesiásticas correspondientes lo valoren y soliciten las enmiendas que consideren necesarias de cara a su aprobación final.

El Estatuto General expresa el punto de encuentro del discernimiento que han hecho juntas las cuatro vocaciones del Regnum Christi durante el proceso de renovación en lo que respecta a su carisma y misión común, espiritualidad, miembros, organización y gobierno. Ha sido un proceso participativo y global en el que han tenido la posibilidad de involucrarse desde 2010 todos los miembros del Regnum Christi de las cuatro vocaciones que forman esta realidad eclesial, unos 22.000 entre legionarios de Cristo, consagradas, laicos consagrados y laicos. El último paso han sido las Asambleas Generales y Capítulo, celebrados los pasados días 19 de noviembre al 6 de diciembre en Roma.

Las palabras con que Mons. Rodríguez Carballo, O.F.M, secretario de las Congregaciones de Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, se dirigió a la Asamblea al final de la misa inaugural de la Asamblea General resonaron y guiaron el trabajo de estas semanas: «Felicidades y que desde este momento el Regnum Christi continúe trabajando, si es posible incluso, con mayor fuerza como una familia unida en Cristo y en el mismo carisma. Contad siempre unos y otros y otras con la ayuda de la Madre Iglesia que ciertamente os dará la mano como os la ha dado hasta hoy en cualquier momento y circunstancia […]. Nadie entre ustedes podrá desarrollar su misión aisladamente […]. Siempre os voy a repetir ¡uníos!, porque el carisma es uno, aunque las formas de desarrollarlo y de vivirlo sean diversas».

El Estatuto, un punto de encuentro del proceso de renovación

El director general del Regnum Christi, el P. Eduardo Robles-Gil, L.C., al inicio de la Asamblea General, afirmó que el Estatuto «es un paso más hacia la madurez eclesial. Es ir hacia adelante, hacia una mayor plenitud eclesial y carismática».

El resultado del proceso de renovación supone un avance real en la autocomprensión del Regnum Christi, y hay «algunos signos concretos que irán desplegándose poco a poco», y que quedan recogidos en el Estatuto, explica la Asamblea General en su mensaje final.

El Regnum Christi, una realidad de la Iglesia formada por cuatro vocaciones: legionarios de Cristo, consagradas, laicos consagrados y laicos

Uno de los aspectos clarificados durante este proceso de renovación es la propia identidad del Regnum Christi como una realidad formada por cuatro diferentes vocaciones (Legionarios de Cristo, consagradas, laicos consagrados y laicos) cada una de las cuáles expresa con su personal originalidad la misión y carisma común del Regnum Christi.

 

Corresponsabilidad

Consecuentemente, el proceso ha concluido que cada una de las cuatro vocaciones que forman el Regnum Christi es corresponsable de la custodia del carisma común, se reconoce el valor de la autonomía de cada una, y la importancia de su adecuada expresión canónica.

 

Pertenencia de la Legión al Regnum Christi

Durante el proceso de renovación, se ha confirmado la pertenencia de la Legión de Cristo al Regnum Christi de forma inseparable tanto en el Capítulo General de los Legionarios de Cristo de 2014 (CCG 2014, 2) como en la comunicación del Capítulo General de abril de 2018. (CCG 2018, 12).

 

Una federación como forma canónica

Se ha determinado que la federación es la forma jurídica más adecuada para el Regnum Christi, y que supone «dotarlo de una configuración canónica más sólida que aquella del Estatuto de 2004 y más acorde con la fisonomía de la realidad carismática del Regnum Christi», ha explicado la Asamblea General en su mensaje final.

 

Gobierno colegiado en que los laicos participan de derecho con voz y voto consultivo

La colegialidad del gobierno de la Federación es otra de las grandes novedades. Supone un avance y expresión de una forma renovada del ejercicio de la autoridad al servicio de la misión común del Regnum Christi. Pone de manifiesto el espíritu de comunión y la complementariedad de las vocaciones respetando la autonomía propia de cada vocación.

 

El órgano de Gobierno de la Federación se llamará Colegio directivo. Estará formado por los directores de las vocaciones consagradas –legionarios de Cristo, consagradas y laicos consagrados- y por dos laicos con voz y voto consultivo.

 

Los laicos han expresado la importancia de profundizar en su identidad como laicos en el Regnum Christi y la Iglesia viendo«la necesidad de crecer en el futuro hacia una mayor armonía entre la identidad jurídica y la realidad carismática del Regnum Christi».

 

Gobierno, dirección y gestión de las obras orientados a la misión

En relación con el gobierno de las obras, el Estatuto establece que podrán depender de una de las vocaciones, de varias, o de la propia Federación Regnum Christi, y que cada obra establecerá en sus estatutos correspondientes la manera de ser gobernada en ese sentido. La obra actualmente existente se organizará desde la realidad de cada territorio y obra a lo largo de los próximos años.

 

Expresión renovada y compartida de la espiritualidad

El Estatuto contiene una expresión renovada y compartida de la espiritualidad y de los principios de acción apostólica, y delinea con claridad los fundamentos espirituales del Regnum Christi. Sus miembros buscan «dar gloria a Dios y hacer presente el Reino de Dios en el corazón de los hombres y en la sociedad» (EFRC 7) por la propia santificación y la acción apostólica.

 

Ratificación por unanimidad

El Estatuto fue acordado en la Asamblea General con 58 votos a favor, 2 en contra y 1 abstención. Las Asambleas Generales de las Consagradas del Regnum Christi y de los Laicos Consagrados del Regnum Christi lo ratificaron por unanimidad. El Capítulo General, por su parte, lo ratificó con 59 votos a favor y una abstención.

 

Recursos

 

Regnum Christi en el mundo

Al final del año 2017, el Regnum Christi cuenta con 21.300 miembros seglares, 526 consagradas, 63 laicos consagrados y 1.537 legionarios de Cristo.

Cuenta, además, con 11.584 miembros del ECYD (el carisma del Regnum Christi vivido por los adolescentes).

 

Ha habido crecimiento de miembros laicos (4%) en el último año, y de un 1,5% en los adolescentes del ECYD. Se ha incorporado un consagrado. En este periodo se registra una disminución del 3,7% de consagradas y del 3% de legionarios.

 

Obra educativa, misionera y social

En su obra educativa (154 colegios, 5 academias internacionales, 14 universidades civiles y 4 eclesiásticas), se forman 176.000 alumnos, y miles de jóvenes y familias participan en las misiones de evangelización que este curso 2017-2018 han cumplido 25 años de andadura

 

Parroquias

Durante el año 2017 se asumieron 2 nuevas parroquias confiadas a los Legionarios de Cristo, para un total de 44 parroquias, de las cuales 28 están en México (27 de ellas en la Prelatura de Cancún-Chetumal), 8 en Italia, 2 en Francia, 2 en Brasil, 2 en Estados Unidos, 1 en Argentina, 1 en Canadá, y el santuario diocesano de Nuestra Señora de Sonsoles en Ávila, España y legionarios y consagradas del Regnum Christi dirigen el centro de Magdala en Tierra Santa.

 

Misiones de evangelización

En 2017 – 2018 han cumplido su 25 aniversario las misiones de evangelización del Regnum Cristi, generalmente desarrolladas a través del apostolado Juventud y Familia Misionera. Son misiones al servicio de los párrocos, tanto durante la Semana Santa y periodos estivales. Hay misioneros de 30 países: Estados Unidos, El Salvador, Venezuela, Chile, Colombia, Brasil, Argentina, Cuba, Costa de Marfil, Polonia, Nueva Zelanda, Australia, Rumania, Hungría, Filipinas, Canadá, Belice, Italia, Francia, España, México, Irlanda, Alemania, Bosnia, Islas Bahamas, Líbano, Inglaterra, Austria, Bélgica y Lituania.

 

NDP El Regnum Christi gobierno colegiado y laicos_Estatuto_es

Anuncios
Publicado en Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Boletín Consiliarios Diciembre 2018

Acompañar

////////////////////////

 

La práctica del discernimiento en la JOC es más que una metodología

 

Sínodo, etimológicamente hablando, la palabra derivada de los términos griegos synque significa “juntos”y hodos que significa “camino”, expresa la idea de “caminar juntos”.

Discernimiento, es tomar decisiones y orientar las propias acciones en situaciones de incertidumbre y

frente a impulsos internos contradictorios. Es un término clásico de la tradición de la Iglesia, que se aplica a una pluralidad de situaciones.

La práctica del discernimiento en la JOC es más que una metodología; el Ver, Juzgar y Actuar, es un estilo de vida que surge de una mirada creyente de la realidad,abiertos a la acción del Espíritu en la historia,que nos hace protagonistas en la puesta en marcha del proyecto humanizador del Reino de Dios. Tarea que hay que realizar con los pies en la tierra, es decir,en la solidaridad con los empobrecidos, el cultivo dela interioridad, la escucha de la Palabra y el compromiso personal y comunitario en el trabajo por la justicia.

Estamos convencidos que el Papa Francisco en sus propuestas y en su actividad pastoral no está inventando nada nuevo, está “sacando del arca, como aquel padre de familia del que nos habla Jesús en el evangelio” elementos y claves de la tradición de la Iglesia que los movimientos de Acción Católica especializados venimos poniendo en práctica desde que fuimos llamados a participar en la evangelización dela Iglesia.

Es estimulante y nos llena de alegría a las personas que transitamos los caminos de la vida desde los proyectos y las claves de “los movimientos apostólicos”, -que queremos ser fieles al Evangelio y a los descartados por el sistema- “ver lo que vemos y escuchar lo que escuchamos” por parte de aquel que está llamado a pastorear al “Pueblo fiel de Dios” en este momento histórico. Desde el ejemplo y el entusiasmo del Papa Francisco nos sentimos, si cabe, aún más responsables de nuestra misión en la Iglesia y del“don” que hemos recibido para bien de toda la comunidad eclesial y de los jóvenes del mundo obrero en particular.

Por todo esto hoy nos atrevemos a decir humildemente con el salmista: “Nuestro corazón no es ambicioso ni pretende grandezas que superen nuestras capacidades…” y con el discípulo “lo que hemos visto y oído del Verbo de la vida os lo comunicamos para que participéis de nuestra alegría”.

 

Para verlo entero pincha en el enlace:

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/acompanar/item/104-acompanar-40

Publicado en JOC, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: #RelaciónARTE: juntas sumamos, juntas cambiamos

Que nos acepten tal y como somos, nos traten con respeto, con igualdad… son claves para tener unas relaciones saludables con las demás personas. Pero, ¿logramos esto en nuestras relaciones con las demás a través de las redes sociales? ¿Nos es más fácil comunicarnos con determinadas personas a través de una red social en lugar de cara a cara?¿Qué relaciones establece­mos según nuestro sexo, género, cuerpos diversos, estereotipos y los roles que se nos atribuyen socialmente? ¿Cómo vivimos estas situaciones en el ámbito familiar, laboral o con las amigas/os? ¿Qué circunstancias históricas y en qué sentido las diferencias de sexo engendran desigualdades de valor y poder en­tre seres humanos? ¿La función del sexo tiene que ver con las ideas acerca de cómo se forjan relaciones sociales? Piénsalo… y tú, ¿cómo te relacionas?

La campaña es un medio que tiene la JOC para llevar acción colectiva. Es un proceso continuado de acción- reflexión en torno a tres etapas; VER, JUZGAR y ACTUAR donde se aborda una inquietud juvenil teniendo como objetivo la toma conciencia de las situaciones que vivimos las y los jóvenes para hacernos cargo y protagonistas y ponernos en marcha para transformarlas junto a otras personas.

Somos militantes cristianas y cristianos conscientes de que formamos parte de una sociedad cambiante y que avanza continuamente, aparecen nuevos elementos (avances tecnológicos) y nuevos planteamientos y modelos sociales (empoderamiento femenino). Pero el sistema capitalista con su codicia desme­dida nos deshumaniza y rompe las vidas de tantas y tantos jóvenes. Por ello es fundamental no sólo conocer la realidad sino cuestionarnos de qué mane­ra estamos participando de ella. Este sistema continuamente mina nuestra autoestima y nos impone sus reglas y cánones (utilidad, beneficio, inmedia­tez, opresión, miedo, desigualdad, competitividad, explotación, éxito,…) desde los cuales establecer nuestras relaciones las cuales provocan unas desigualdades que clara­mente repercuten con más du­reza en los barrios populares en los que vivimos.

Por ello, creemos necesario y urgente descubrir qué cambio de paradigma antropológico, ético, cultural, económico, social, político y religioso es necesario para que la persona esté en el centro, teniendo cla­ro que es preciso promover un auténtico cambio desde el inte­rior de la persona y lograr que sea una revolución de alcance universal.

 

Para ver la revista entera pincha en el enlace:

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/revista-jo/item/105-n-45-noviembre-2018

Publicado en Justicia y Paz, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JUSTICIA Y PAZ: Jornada Mundial de la Paz 2019. “La buena política está al servicio de la paz”

Jornada Mundial de la Paz 2019. “La buena política está al servicio de la paz”

La Iglesia celebra el martes 1 de enero de 2019, la 52ª Jornada Mundial de la Paz. Para la celebración de esta Jornada, el papa Francisco ha hecho público un mensaje con el título, “La buena política está al servicio de la paz”. 

1. “Paz a esta casa”

Jesús, al enviar a sus discípulos en misión, les dijo: «Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros» (Lc 10,5-6).

Dar la paz está en el centro de la misión de los discípulos de Cristo. Y este ofrecimiento está dirigido a todos los hombres y mujeres que esperan la paz en medio de las tragedias y la violencia de la historia humana.[1]La “casa” mencionada por Jesús es cada familia, cada comunidad, cada país, cada continente, con sus características propias y con su historia; es sobre todo cada persona, sin distinción ni discriminación. También es nuestra “casa común”: el planeta en el que Dios nos ha colocado para vivir y al que estamos llamados a cuidar con interés.

Por tanto, este es también mi deseo al comienzo del nuevo año: “Paz a esta casa”.

2. El desafío de una buena política

La paz es como la esperanza de la que habla el poeta Charles Péguy; [2] es como una flor frágil que trata de florecer entre las piedras de la violencia. Sabemos bien que la búsqueda de poder a cualquier precio lleva al abuso y a la injusticia. La política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre, pero cuando aquellos que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción.

Dice Jesús: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos» (Mc 9,35). Como subrayaba el Papa san Pablo VI: «Tomar en serio la política en sus diversos niveles ―local, regional, nacional y mundial― es afirmar el deber de cada persona, de toda persona, de conocer cuál es el contenido y el valor de la opción que se le presenta y según la cual se busca realizar colectivamente el bien de la ciudad, de la nación, de la humanidad».[3]

En efecto, la función y la responsabilidad política constituyen un desafío permanente para todos los que reciben el mandato de servir a su país, de proteger a cuantos viven en él y de trabajar a fin de crear las condiciones para un futuro digno y justo. La política, si se lleva a cabo en el respeto fundamental de la vida, la libertad y la dignidad de las personas, puede convertirse verdaderamente en una forma eminente de la caridad.

3. Caridad y virtudes humanas para una política al servicio de los derechos humanos y de la paz

El Papa Benedicto XVI recordaba que «todo cristiano está llamado a esta caridad, según su vocación y sus posibilidades de incidir en la pólis. […] El compromiso por el bien común, cuando está inspirado por la caridad, tiene una valencia superior al compromiso meramente secular y político. […] La acción del hombre sobre la tierra, cuando está inspirada y sustentada por la caridad, contribuye a la edificación de esa ciudad de Dios universal hacia la cual avanza la historia de la familia humana».[4] Es un programa con el que pueden estar de acuerdo todos los políticos, de cualquier procedencia cultural o religiosa que deseen trabajar juntos por el bien de la familia humana, practicando aquellas virtudes humanas que son la base de una buena acción política: la justicia, la equidad, el respeto mutuo, la sinceridad, la honestidad, la fidelidad.

Cada renovación de las funciones electivas, cada cita electoral, cada etapa de la vida pública es una oportunidad para volver a la fuente y a los puntos de referencia que inspiran la justicia y el derecho. Estamos convencidos de que la buena política está al servicio de la paz; respeta y promueve los derechos humanos fundamentales, que son igualmente deberes recíprocos, de modo que se cree entre las generaciones presentes y futuras un vínculo de confianza y gratitud.

4. Los vicios de la política

En la política, desgraciadamente, junto a las virtudes no faltan los vicios, debidos tanto a la ineptitud personal como a distorsiones en el ambiente y en las instituciones. Es evidente para todos que los vicios de la vida política restan credibilidad a los sistemas en los que ella se ejercita, así como a la autoridad, a las decisiones y a las acciones de las personas que se dedican a ella. Estos vicios, que socavan el ideal de una democracia auténtica, son la vergüenza de la vida pública y ponen en peligro la paz social: la corrupción —en sus múltiples formas de apropiación indebida de bienes públicos o de aprovechamiento de las personas—, la negación del derecho, el incumplimiento de las normas comunitarias, el enriquecimiento ilegal, la justificación del poder mediante la fuerza o con el pretexto arbitrario de la “razón de Estado”, la tendencia a perpetuarse en el poder, la xenofobia y el racismo, el rechazo al cuidado de la Tierra, la explotación ilimitada de los recursos naturales por un beneficio inmediato, el desprecio de los que se han visto obligados a ir al exilio.

5. La buena política promueve la participación de los jóvenes y la confianza en el otro

Cuando el ejercicio del poder político apunta únicamente a proteger los intereses de ciertos individuos privilegiados, el futuro está en peligro y los jóvenes pueden sentirse tentados por la desconfianza, porque se ven condenados a quedar al margen de la sociedad, sin la posibilidad de participar en un proyecto para el futuro. En cambio, cuando la política se traduce, concretamente, en un estímulo de los jóvenes talentos y de las vocaciones que quieren realizarse, la paz se propaga en las conciencias y sobre los rostros. Se llega a una confianza dinámica, que significa “yo confío en ti y creo contigo” en la posibilidad de trabajar juntos por el bien común. La política favorece la paz si se realiza, por lo tanto, reconociendo los carismas y las capacidades de cada persona. «¿Hay acaso algo más bello que una mano tendida? Esta ha sido querida por Dios para dar y recibir. Dios no la ha querido para que mate (cf. Gn 4,1ss) o haga sufrir, sino para que cuide y ayude a vivir. Junto con el corazón y la mente, también la mano puede hacerse un instrumento de diálogo».[6]

Cada uno puede aportar su propia piedra para la construcción de la casa común. La auténtica vida política, fundada en el derecho y en un diálogo leal entre los protagonistas, se renueva con la convicción de que cada mujer, cada hombre y cada generación encierran en sí mismos una promesa que puede liberar nuevas energías relacionales, intelectuales, culturales y espirituales. Una confianza de ese tipo nunca es fácil de realizar porque las relaciones humanas son complejas. En particular, vivimos en estos tiempos en un clima de desconfianza que echa sus raíces en el miedo al otro o al extraño, en la ansiedad de perder beneficios personales y, lamentablemente, se manifiesta también a nivel político, a través de actitudes de clausura o nacionalismos que ponen en cuestión la fraternidad que tanto necesita nuestro mundo globalizado. Hoy más que nunca, nuestras sociedades necesitan “artesanos de la paz” que puedan ser auténticos mensajeros y testigos de Dios Padre que quiere el bien y la felicidad de la familia humana.

6. No a la guerra ni a la estrategia del miedo

Cien años después del fin de la Primera Guerra Mundial, y con el recuerdo de los jóvenes caídos durante aquellos combates y las poblaciones civiles devastadas, conocemos mejor que nunca la terrible enseñanza de las guerras fratricidas, es decir que la paz jamás puede reducirse al simple equilibrio de la fuerza y el miedo. Mantener al otro bajo amenaza significa reducirlo al estado de objeto y negarle la dignidad. Es la razón por la que reafirmamos que el incremento de la intimidación, así como la proliferación incontrolada de las armas son contrarios a la moral y a la búsqueda de una verdadera concordia. El terror ejercido sobre las personas más vulnerables contribuye al exilio de poblaciones enteras en busca de una tierra de paz. No son aceptables los discursos políticos que tienden a culpabilizar a los migrantes de todos los males y a privar a los pobres de la esperanza. En cambio, cabe subrayar que la paz se basa en el respeto de cada persona, independientemente de su historia, en el respeto del derecho y del bien común, de la creación que nos ha sido confiada y de la riqueza moral transmitida por las generaciones pasadas.

Asimismo, nuestro pensamiento se dirige de modo particular a los niños que viven en las zonas de conflicto, y a todos los que se esfuerzan para que sus vidas y sus derechos sean protegidos. En el mundo, uno de cada seis niños sufre a causa de la violencia de la guerra y de sus consecuencias, e incluso es reclutado para convertirse en soldado o rehén de grupos armados. El testimonio de cuantos se comprometen en la defensa de la dignidad y el respeto de los niños es sumamente precioso para el futuro de la humanidad.

7. Un gran proyecto de paz

Celebramos en estos días los setenta años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que fue adoptada después del segundo conflicto mundial. Recordamos a este respecto la observación del Papa san Juan XXIII: «Cuando en un hombre surge la conciencia de los propios derechos, es necesario que aflore también la de las propias obligaciones; de forma que aquel que posee determinados derechos tiene asimismo, como expresión de su dignidad, la obligación de exigirlos, mientras los demás tienen el deber de reconocerlos y respetarlos».[7]

La paz, en efecto, es fruto de un gran proyecto político que se funda en la responsabilidad recíproca y la interdependencia de los seres humanos, pero es también un desafío que exige ser acogido día tras día. La paz es una conversión del corazón y del alma, y es fácil reconocer tres dimensiones inseparables de esta paz interior y comunitaria:

– la paz con nosotros mismos, rechazando la intransigencia, la ira, la impaciencia y ―como aconsejaba san Francisco de Sales― teniendo “un poco de dulzura consigo mismo”, para ofrecer “un poco de dulzura a los demás”;

– la paz con el otro: el familiar, el amigo, el extranjero, el pobre, el que sufre…; atreviéndose al encuentro y escuchando el mensaje que lleva consigo;

– la paz con la creación, redescubriendo la grandeza del don de Dios y la parte de responsabilidad que corresponde a cada uno de nosotros, como habitantes del mundo, ciudadanos y artífices del futuro.

La política de la paz ―que conoce bien y se hace cargo de las fragilidades humanas― puede recurrir siempre al espíritu del Magníficat que María, Madre de Cristo salvador y Reina de la paz, canta en nombre de todos los hombres: «Su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes; […] acordándose de la misericordia como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre» (Lc 1,50-55).

Vaticano, 18 de diciembre de 2018

Enlace

Leer más: https://www.juspax-es.org/products/jornada-mundial-de-la-paz-2019-la-buena-politica-esta-al-servicio-de-la-paz/

Publicado en ACG, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

ACG: Asamblea General de UMOFC

 

ASAMBLEA GENERAL DE LA UNIÓN MUNDIAL DE ORGANIZACIONES FEMENINAS CATÓLICAS (UMOFC)

DSC_0041

Del 16 al 20 de octubre de 2018 la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC) ha realizado en Dakar (Senegal) su asamblea general con el lema “Mujeres de la UMOFC, portadoras de ‘agua viva’ a un mundo sediento de paz”.  Han viajado desde España las tres organizaciones que la integran: Acción Católica General, Manos Unidas y Adoración Nocturna Femenina (ANFE) para unirse a las casi 500 mujeres de 30 países y de 46 organizaciones. La Santa Sede se hizo presente con la Dra. Linda Ghisoni, Subsecretaria de la sección Laicos del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

La UMOFC, la Unión Mundial de Organizaciones de Mujeres Católicas, fundada en 1910, une la acción y la oración de 100 organizaciones de mujeres católicas de todo el mundo para promover la presencia, la participación y la corresponsabilidad de las mujeres católicas en la Iglesia y en la sociedad, para cumplir su misión de evangelización y trabajar para el desarrollo humano.

Está presente en Naciones Unidas en la sede de Nueva York y de Ginebra, UNESCO, FAO Y Consejo de Europa.

Nuestro lema, presente en el logo de esta Asamblea General, ilustra a mujeres de la UMOFC, de diferentes continentes, mujeres de mentes ágiles, en diálogo, valientes, llenas de esperanza, determinadas, creativas, unidas, fraternales, que disciernen y se sienten seguras porque beben del “agua viva” y la comparten, confiando y siendo confidentes para otros, en actitudes, palabras, acciones, porque esta es la respuesta a la humanidad sedienta de paz, sedienta de Dios.

La asamblea fue precedida por dos jornadas de estudio (16 y 17 de octubre): La primera titulada “Al mundo sediento de paz” donde se analizó como nuestro mundo tiene sed de paz por Dra. Isabel Recaverren (Fundadora y Coordinadora del Foro de la Mujer de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana del Parlamento Europeo, Perú); Cómo influye todo esto en la familia y la migración por Dra. Anne Teherese Gallagher (Presidenta de la Comisión Católica Internacional de Migraciones, Australia) y Qué le está pasando a nuestro hogar común por Hna Dra. Thérèse Samake (Vicerrectora de la Univ. Católica de África Occidental en Bamako, Malí).

La segunda jornada llevaba por título “Portadoras de agua viva”, donde vimos cómo ser portadoras de agua viva a la luz del Magisterio del Papa Francisco en Evangelii Gaudium, Laudato Si y Gaudete et exsultate con las Dra. Linda Ghisoni (Subsecretaria de la sección Laicos del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida), Dra. María Teresa Compte Grau (Coordinadora del Máster de Doctrina Social de la Iglesia de la UPSA, España) y Dra. Donna Orsuto (fundadora y directora del Lay Center en Foyer Unitas, EEUU).

Tras el estudio y debate se aprueba la prioridad para el 2018-22. Mujeres de la UMOFC llamadas a la santidad para la evangelización y el desarrollo integral del mundo

Alba Martorell Cid (22 años, España) nos deja su testimonio al final de la asamblea: Estamos a punto de terminar la asamblea. Había mucho trabajo por hacer pero ha sido muy provechoso. El cansancio está ahí pero también la emoción. Tenemos nuevo consejo y una presidenta estupenda. El grupo de las jóvenes hemos preparado un manifiesto final y hemos propuesto, entre agradecimientos y mejoras, establecer un comité joven de la UMOFC. Es algo incipiente pero una semilla que seguro dará fruto… la idea era mostrar nuestro interés por los temas de la asociación que hemos trabajado estos días. Las jóvenes de la UMOFC queremos ser la acción que este mundo necesita y portadoras de agua viva a este mundo sediento de paz.

En la declaración final se recoge:

El anhelo de paz, una aspiración que se remonta a los orígenes de la historia, y que se predica repetitivamente, es una y otra vez demorado por nuestra propia ceguera, que no comprende que es imposible de alcanzar sin justicia y sin solidaridad, y esto es una tarea de construcción común que solamente puede avanzar en la medida en que reconozcamos que solo “en” y “desde” ella podemos consolidarla.

El Papa Francisco nos llama a ser “cántaros” (Evangelii Gaudium No. 86) si queremos ser fieles a nuestra fe. Es el “agua viva” del Señor, es esa Buena Nueva que siempre es Nueva, al alcance de todos y válida para todos los tiempos. Nosotras tenemos que renovarla en nosotras mismas y en nuestro tiempo según la lectura de los “signos” (Lucas 12, 54-56). Esto significa tener una actitud permanente de conversión y de discernimiento evangélico.

Con este espíritu de servicio, que debe expresarse, como nos dice el Papa Francisco a través de “Una auténtica fe —que nunca es cómoda e individualista— siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra.” (Evangelii Gaudium No. 183), la UMOFC se compromete durante este cuatrienio 2018-2022 a trabajar específicamente, sin dejar de lado otras necesidades presentes en nuestras áreas locales, sobre nuestras resoluciones:

1-UN PLANETA SALUDABLE DEPENDE DE TODOS NOSOTROS.

2-CUIDEMOS A LA FAMILIA EN SITUACIONES DIFÍCILES, ESPECIALMENTE A SUS INTEGRANTES MÁS VULNERABLES.

3-ELIMINEMOS LA DISCRIMINACIÓN Y VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.

4-EDUQUEMOS PARA RESPONDER AL LLAMADO A LA SANTIDAD.

DSC_0041.JPG

Publicado en Justicia y Paz, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos

JUSTICIA Y PAZ: «Migrantes con Derechos» explica en el Congreso su oposición a las devoluciones sumarias de inmigrantes

Dos expertos de esta red comparecen hoy en la Comisión de Interior que debate la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana

 

La red de Iglesia «Migrantes con Derechos» comparecerá hoy en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, a propuesta del Partido Nacionalista Vasco, uno de los grupos parlamentarios que impulsa la modificación de la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana (Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo), donde se debate la Ponencia para acometer la citada reforma.

En la comparecencia, prevista para las 13 horas, la abogada María Segurado, de Cáritas Española, y el P. Josep Buades SJ, del Servicio Jesuita a Migrantes, expondrán las razones por las que «Migrantes con Derechos» ha rechazado reiteradamente las devoluciones sumarias que han buscado amparo en la citada ley.

Como se recordaba el pasado 22 de octubre en la nota difundida por la red con motivo de la devolución inmediata de al menos medio centenar de personas a Marruecos desde Melilla, «Migrantes con Derechos» insiste en la necesidad urgente de que se cumplan las garantías previstas en cualquier procedimiento de devolución: la identificación de cada persona, estableciendo los mecanismos necesarios para detectar la presencia de menores entre las personas recién llegadas; la verificación de sus circunstancias personales, como causas de vulnerabilidad, estado de salud, etc.; y la información en un idioma que sea entendido por las personas recién llegadas, tanto sobre la posibilidad y procedimiento para solicitar protección internacional, como sobre el eventual procedimiento de devolución y los recursos disponibles contra la misma.

«Migrantes con Derechos» defiende un modelo de gestión de fronteras que vaya más allá de un enfoque centrado exclusivamente en la seguridad y comprometido con el respeto a la vida, la integridad personal y los derechos humanos. Es urgente superar los fallos de nuestro ordenamiento jurídico que impiden una política de fronteras basada en los principios humanitarios con vías de acceso seguras a las personas que huyen de la miseria y la violencia en sus países de origen.

Reitera, asimismo, la petición de derogación de la Disposición Adicional Décima de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, que establece un régimen especial de rechazo en la frontera de Ceuta y Melilla.

Con ocasión de la comparecencia en el Congreso de los Diputados, recordamos la exhortación del Papa Francisco ante el Parlamento Europeo: “Europa será capaz de hacer frente a las problemáticas asociadas a la inmigración si es capaz de proponer con claridad su propia identidad cultural y poner en práctica legislaciones adecuadas que permitan tutelar los derechos de los ciudadanos europeos y de garantizar al mismo tiempo la acogida a los inmigrantes”.

 

Leer más: https://www.juspax-es.org/news/migrantes-con-derechos-explica-en-el-congreso-su-oposicion-a-las-devoluciones-sumarias-de-inmigrantes/

Publicado en ACG, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos

ACG: Manifiesto de constitución de ACG en Barcelona

20181021. Constitución ACG (1)

Llegamos al final de la jornada, pero iniciamos un camino juntos. El camino de ser Acción Católica General de la diócesis de Barcelona.

Porque somos laicos: niños, jóvenes y adultos que queremos vivir y transmitir el Evangelio de Jesús allá donde somos y vivimos cada día.

Porque lo queremos hacer desde nuestras parroquias, en nuestros grupos de vida, comprometidos a hacer una parroquia abierta y en salida. Al servicio del mundo y de la gente, donde creyentes y no creyentes se encuentren bien.

Y lo haremos en estrecha colaboración con nuestros obispos asumiendo la tarea de Iglesia como nuestra. Porque esta es la tarea que Dios nos ha encargado.

Sabemos de otros cristianos que viven como nosotros las dificultades y alegrías de ser cristianos en el mundo y en la Iglesia haciendo red de Acción Católica General en todo el mundo. Esto nos da fuerza y nos llena de alegría.

Y, sobre todo, porque sabemos que Jesucristo, Dios de Amor, está entre nosotros, nos quiere, nos envía y nos da fuerza para salir, caminar y anunciar con nuestra vida su Palabra de Amor.

Para leer más:

EL PRIMER ENCUENTRO DE ACCIÓN CATÓLICA GENERAL DE BARCELONA REÚNE A MÁS DE UN CENTENAR DE PERSONAS

20181021. Constitución ACG (3)

El domingo 21 de octubre tuvo lugar el primer encuentro de Acción Católica General de la diócesis de Barcelona. Bajo el lema “Salgamos y caminemos juntos”, niños, jóvenes y adultos compartieron una jornada de reflexión y celebración en la Parroquia de Sant Pau del Camp. El encuentro contó con la presencia del obispo auxiliar de Barcelona, ​​Mons. Sergi Gordo, con Fran Ramírez, responsable del sector jóvenes de la ACG estatal y miembros de la ACG de Tortosa y Tarragona. El encuentro reunió unas 150 personas de diferentes parroquias de la diócesis.

La jornada se inició con una oración donde cada persona construyó un barco de papel para representar el camino que vamos haciendo los unos con los otros. Después se hizo una presentación con un representante de cada sector para mostrar el recorrido caminado anteriormente como el Camino de Santiago y Asamblea General de la ACG, un encuentro de niños en Santa María del Mar, la excursión de adviento al Puiggraciós…

La actividad de la mañana se trabajó por sectores la experiencia de mirar la vida desde los ojos de la fe, para así ser testimonios de Jesús y de Iglesia; ¿Dónde y cómo encontramos a Dios en los distintos ámbitos de nuestra vida? ¿Qué papel tenemos como cristianos en estos ámbitos?

Los niños, a partir de una dinámica sobre las cosas que tienen y comparten, reflexionaron sobre qué es lo importante en sus vidas. Jesús los acompaña cuando comparten un juego, cuando se ayudan, cuando quieren a los demás… Los jóvenes, acompañados por el obispo auxiliar, compartieron en que situaciones encuentran a Dios en el trabajo, los estudios, la familia, los amigos… concluyendo que Dios está siempre presente en sus vidas, en los momentos más alegres y también en los más difíciles. Los adultos se dividieron en pequeños grupos para reflexionar cómo ven el mundo social, político, espiritual, etc. y como Dios los ve, cuestionándose si ellos pueden cambiar la mirada de sus vidas.

Juntos, fueron a la Parroquia de Santa Madrona para celebrar una comida de hermandad y por la tarde, los jóvenes y adultos escucharon la presentación de la ACG a cargo de Fran Ramírez. Destacó los rasgos característicos de la ACG; el fin de un laicado formado, en equipos de vida y evangelizador, la diocesaneidad de la organización y la estructura desde las parroquias. Los niños, por su parte, descubrieron a través del juego, que es la ACG.

Después de decir sí a hacer camino juntos fueron al claustro de St. Pau del Camp, donde juntos, cogiéndose de las manos, hicieron una danza contemplativa para seguir con la Eucaristía, presidida por Mons. Sergi Gordo. Delante del altar, con una tela como símbolo del camino, se fueron añadiendo elementos durante la Eucaristía, representando todo lo que les ayudará a caminar. La Eucaristía terminó con el envío por parte del obispo a los miembros de ACG a estar presentes y comprometidos en el mundo y en las parroquias, siguiendo también las palabras del Papa Francisco que leyeron todos juntos: «El carisma de la Acción Católica es el carisma de la misma Iglesia encarnada entrañablemente en el hoy y en aquí de cada Iglesia diocesana que discierne en contemplación y mirada atenta la vida de super pueblo, y busca renovados caminos de evangelización y de Misiones desde las distintas realidades parroquiales.»