Publicado en JOC, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Acompañar. Boletín Consiliarios

Acompañar-Digital_16

 

Hemos publicado un nuevo número de Acompañar el boletín de Consiliarios y acompañantes de la JOC. Su objetivo es compartir experiencias de acompañamiento y proporcionar una herramienta de análisis y reflexión sobre la realidad juvenil y pastoral jocista.

“Desde la dinámica de una Iglesia en salida, sigan llevando
la alegría del Evangelio a cada uno de sus ambientes y continúen
trabajando por el bien y la dignidad de cada persona”

Francisco

 

 

En él podéis encontrar el artículo de portada De la herida, a la felicidad de las Bienaventuranzas. Yolanda Moreno Albalate (Ciudad Real)

 

Y además:

– Joc / Militantes / Experiencia. No tengáis miedo. Sergio (Canarias). Encuentros de Abril 2018

– Joc / Pastoral. ¿qué jóvenes? ¿qué formación? ¿qué trabajo?. Mario Picazo (Consiliario General)

– Francisco – La mirada de Jesús

– Poema. Señor, Jesús  Rosa Casillas

 

Para leerle entero o descargarle

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/acompanar/item/102-acompanar-digital-16

 

Anuncios
Publicado en JOC, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Comunicado jóvenes Acción Católica

COMO JÓVENES DE AC, SINTIÉNDONOS AGENTES ACTIVOS DE ESTA COMUNIDAD

Estamos  en  un  momento  importante  en  la  historia  reciente  de  la  Iglesia,  donde  la realidad  Sinodal  envuelve  toda la  pastoral  juvenil.  En  estos  últimos  meses,  la asociación  y  movimientos  juveniles  de  Acción  Católica  (ACG  –  J,  JEC, JOC  y  MJRC) hemos  trabajado  toda  clase  de  iniciativas,  encuestas,  diálogos  y  propuestas,  para preparar,  con profundidad,  este  gran  acontecimiento.  Estamos  llenos  de  esperanza por  los  frutos  del  Sínodo,  donde  se  marcarán los  “nuevos  rumbos”  para  la  pastoral con  los  jóvenes  del  mundo.

Las y los jóvenes en este momento histórico y eclesial nos sentimos llamados a ser agentes activos de transformación  del  mundo  según  el  proyecto  de  Dios.  Reconociéndonos  miembros  de  pleno  derecho  de  la comunidad  eclesial,  acompañados  y  en  comunión  con  los  pastores  y  demás  carismas  y  ministerios  que  enriquecen al  pueblo  de  Dios.

Ante  todo  lo  vivido,  la  pregunta  de  “¿qué  le  pedimos  a  la  Iglesia?”,  aún  cobra más sentido.

Ilusionados  y  llenos  de  expectación  en  que  “algo  importante  está  pasando”  solicitamos  a  nuestra  la  Iglesia,  desde la  fraternidad  y  la  colaboración,  un  gran listado  de  deseos  cargados  de  anhelos  y  sueños.

 

¿QUÉ LE  PEDIMOS A  LA IGLESIA?                                                      

Somos  jóvenes  que  deseamos  una  Iglesia  que  sepa  escuchar  nuestras  demandas, insatisfacciones  o  incluso decepciones,  que  esté  atenta  a  nuestras  expectativas  y deseos  profundos,  así  como  nuestra  manera  de  entender  y de  soñar  la  Iglesia.

Resaltamos  la  urgente  demanda  de  construir  una  Iglesia  que  sea  “hogar”  acogedor sin  distinción,  dialogante, servidora,  acogedora,  integradora,  atrevida  y  creativa. Capaz  de  renovar  el  lenguaje  para  hacerlo  sencillo,  cercano  y actual,  de  manera que  posibilite  la  comunicación  con  las  personas  más  jóvenes.

Una  Iglesia  que,  aprovechando  su  gran  influencia,  nos  haga  posible  dejar  el mundo en  mejores  condiciones  que como  lo  encontramos  para  que  las  generaciones futuras puedan  disfrutar  de  nuestra  casa  común.  Teniendo  en  el horizonte  el  cuidado  de las  personas  en  su  diversidad  y  el  medio  ambiente,  inspirándonos  en  Jesucristo como persona  de  hechos  y  no  sólo  de  palabra.

Una Iglesia que haga real su opción preferencial y evangélica por los pobres y no solo como una doctrina teológica de  bellas  palabras  sino  como  una  vivencia  en  su  “ día  a  día”.

Una  Iglesia  que  sea  capaz,  desde  la  luz  que  proyecta  el  Resucitado,  de  reconocer  el  papel  y  el  protagonismo  de  las mujeres  dentro  de  la  comunidad  eclesial  y  en  la  tarea  de  anunciar  el  Evangelio.  Aplicando  en  sus  estructuras  los principios y valores del Evangelio donde se reconocía la dignidad y el valor de las mujeres en plano de igualdad con los  hombres  como  lo  hizo  Jesús  de  Nazaret.

 

JÓVENES EN PARROQUIAS

Apostamos  por  parroquias  vivas,  llenas  de  frescura  y  dinamismo.  La  parroquia debe  ser  el  lugar  habitual  de encuentro,  desde  donde  sales  a  transformar  el mundo y  al  que  vuelves  a  compartir,  y  retomar  fuerzas,  con  tu comunidad.

Escucha,  cercanía,  acompañamiento,  esperanza,  ligera  de  estructuras,  alegre…  son algunas  de  las  acciones  que pedimos;  y  además  ofrecemos  ayuda  incondicional, nuestra  formación  en  acción,  fundamentada  en  nuestras comunidades,  equipos  de vida  donde  nos  sentimos  acogidos,  donde  nos  formamos,  oramos  y  celebramos  y donde nos  preparamos,  cada  semana,  para  salir  al  mundo  y  transformarlo  en  clave de  Jesús.

 

JÓVENES EN EL MUNDO ESTUDIANTIL

Necesitamos una Iglesia que motive a las personas que participamos de ella a preguntarse por el sentido de lo que estudiamos  desde  nuestra  vocación.  Una  vocación  entendida  en  cualquier  dimensión  de  nuestro  estudio,  enfocada siempre  hacia  una  opción  por  los  demás  y  con  actitudes  evangélicas.

Que  ante  situaciones  de  conflicto,  en  lo  educativo  que  concierne  a  la  Iglesia,  sea capaz  de  escuchar  a  todas  las partes,  internas  y  externas,  y  que  tenga  la  capacidad de  introducir  cambios  y  mejoras  desde  el  diálogo  y  la comunión.

 

JÓVENES EN BARRIOS OBREROS

Las  y  los  jóvenes  de  barrios  obreros  necesitamos  una  Iglesia  que  sea,  más  que nunca,  Pueblo  de  Dios en  complementariedad  de  carismas  y  ministerios,  una comunidad  de  espiritualidad  y  de  acción  transformadora, que  sea  Buena  Noticia para  las  personas  oprimidas  y  más  empobrecidas.  Una  Iglesia  pobre  en  coherencia radical  y fiel  al  Evangelio,  que  tome  postura  a  favor  de  las  víctimas  que  este sistema  descarta  e  ignora,  denunciando  y anunciando  que  otro  mundo  es  posible.

Queremos y necesitamos una Iglesia que sea cauce de reconocimiento de nuestra dignidad como hijas e hijos de Dios  ante  una  precariedad  vital  y  trabajo deshumanizador.  Y  para  ello,  es  necesario  contar  con  una  Iglesia cuidadora  de  personas  y  acompañante  de  procesos.

 

JÓVENES EN EL MUNDO RURAL

Nos  gustaría  una  Iglesia  que,  a  la  hora  de  hacer  los  planes  pastorales,  siguiera criterios  evangélicos  de  apuesta  por lo  pequeño,  desde  la  sencillez  de  nuestro ambiente  y  no  criterios  de  eficacia,  porque  la  Iglesia  es  la  comunidad  de  los discípulos  de  Jesús  que  sale  al  mundo  con  un  bello  mensaje  y  no  una  empresa para  la  extensión  de  una  doctrina.

Una  Iglesia  así,  será  una  Iglesia  que  vive  con  las  puertas  abiertas  dispuesta  a cambiar  algunas  estructuras  “que pueden llegar a condicionar un dinamismo evangelizador” (EG 26) porque “una pastoral en clave misionera no se obsesiona por la transmisión desarticulada de una multitud de doctrinas que se intenta imponer a fuerza de insistencia” (EG 35) .

Como  jóvenes  ofrecemos  ayuda  incondicional,  alegría,  pasión  por  la  evangelización, visión  de  un  mundo distinto,  formación  en  acción,  fundamentada  en  nuestras comunidades,  equipos  de  vida  donde  nos  sentimos  acogidos, donde  nos  formamos y oramos,  y  donde  nos  preparamos,  cada  semana,  para  salir  al  mundo  y transformarlo  en clave  de  Jesús.

Ofrecemos  la  alegría,  la  fuerza,  la  ilusión  de  la  juventud,  los  deseos  y  ganas  de  jóvenes  cristianos  que  “se  lo  creen”,  y que  afirman  que  Jesucristo  sigue  llamando  y  cambiando  los  corazones  de  los  que  quieren  apostar  y  de  los  que confirman  cada  minuto  que…  ¡merece  la  pena!

¡Cuenten con nosotros!

Somos  jóvenes  que  queremos  formar  parte  de  la  construcción  de  un  mundo  nuevo,  donde  cada  persona  tenga oportunidad  de  desarrollarse  y  vivir  con  la dignidad  que  Dios  tiene  soñada  para  cada  uno  de  nosotros.  Somos jóvenes,  y  no nos  resignamos  a  ser  generación  ignorada  y  sobrante.  ¡La  juventud  no  podemos quedar  al  margen! Somos  el  presente,  somos  la  alegría  y  la  fuerza,  somos  la esperanza  que  empuja  otro  mundo  posible.

Comunicado jóvenes AC

Octubre de 2018 .

Jóvenes  de  Acción  Católica

Publicado en Artículo, JOC, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: ¿Qué jóvenes? ¿Qué formación? ¿Qué trabajo?

Artículo publicado en Vida Nueva

MARIO S. PICAZO ROBLES

Consiliario general de la JOC (Juventud Obrera Cristiana) de España

 

A lo largo de los últimos años hemos asistido a grandes transformaciones a causa de la crisis, fruto del modelo económico, un capitalismo financiero y globalizado que ha desmontado el mercado laboral y ha sometido a gran parte de la población a situaciones de pérdida de los derechos más elementales y privación de los recursos necesarios para vivir dignamente. Hablamos de crisis económica, financiera, energética, climática…

Es el sistema el que está en crisis,  es decir, el conjunto de valores, formas de organización, relaciones y estructuras desde las que hemos organizado la vida. Y está en crisis porque se ha mostrado incapaz de permitirnos vivir humanamente, crea exclusión, está sobre explotando

los recursos del planeta, provocando la mayor desigualdad de la historia justo cuando se produce la mayor acumulación de riqueza, y vacía de sentido las vidas de quienes vivimos en el “paraíso consumista”.

Las estructuras y procesos que rigen hoy día las relaciones económicas, sociales, políticas y culturales a nivel nacional e internacional no favorecen la vida de los pueblos. Al contrario, existen situaciones tan injustas que exigen un cambio de rumbo de toda la sociedad. En el fondo, estamos sufriendo una crisis “multidimensional”: económica, política, antropológica, ética, ecológica, y también del conocimiento, que nos está demandando una profunda reflexión para saber hacia dónde vamos, por qué tipo de persona y sociedad apostamos y cómo queremos alcanzarla.

Sin embargo, el neocapitalismo sabe muy bien cómo incorporarlas crisis y gestionarlas en favor de quienes dirigen el sistema, de quienes ostentan el poder económico, los que buscan el máximo beneficio y dan por descontada la pérdida de derechos para los trabajadores.

Ante esta situación, necesitamos una mirada lúcida para ser capaces de leer los signos de los tiempos, interpretar la realidad y ser conscientes de lo que está en juego, para no promover con nuestras acciones u omisiones propuestas que enmascaren los grandes desafíos, ni hacer el juego a los discursos triunfalistas de los políticos, “gestores del capital” y, por tanto, al servicio de este y no del trabajador.

Los cristianos, además, hemos de ser capaces de hacer una lectura creyente de la realidad que nos permita ayudar a la sociedad a avanzar en la dirección del “proyecto humanizador del Reino de Dios”. La mirada creyente debe ser una mirada esperanzada, capaz de descubrir la acción del Espíritu que sigue dinamizando nuestro mundo promoviendo formas nuevas de relación con los demás y con la naturaleza. Concretamente, la crisis estructural del trabajo, parte del cambio de época que atravesamos, nos urge a pensar y plantear modelos de desarrollo alternativos sobre la base del bien común, la corresponsabilidad y la justicia social.

 

Enlace de la publicación: http://www.vidanuevadigital.com/pliego/que-jovenes-que-formacion-que-trabajo/

Publicado en JOC, Nota de Prensa, Noticias de las Asociaciones/Movimientos

JOC: Comunicado Trilateral 2018

WhatsApp Image 2018-05-22 at 14.04.26 (4)

Con motivo de la Trilateral, Secretariados de la JOC (Juventud Obrera Cristiana) del sur de Europa: Portugal, Italia, España y Catalunya, nos hemos reunido en Oporto, Portugal, del 18 al 21 de mayo de 2018. Durante estos días de encuentro, hemos compartido y reflexionado sobre “La militancia cristiana como vocación para toda la vida” y “Somos Acción Católica en relación con otros movimientos”.

La JOC manifestamos la precariedad vital en la que estamos instaladas las y los jóvenes, por consecuencia de este sistema capitalista y patriarcal, que está impregnando nuestras vidas marcadas por el presentimo, sin permitirnos tener una mirada hacia un futuro donde podamos desarrollarnos como personas dignas.

Nos preocupa qué tipo de jóvenes estamos construyendo en base a aquello que la sociedad de hoy ofrece (competitividad, individualismo, consumismo, etc.), en una situación precaria, frágil y que no permite construir un proyecto de vida continuado. Una de las causas que identificamos es como el trabajo no dignifica al joven. (“Un joven trabajador vale más que todo el oro del mundo, porque no es un esclavo, ni una máquina ni un animal de carga sino un hijo de Dios” J. Cardijn) Y ante esta realidad, nosotros nos preguntamos ¿cómo acompañamos y damos respuesta a esta realidad?

Como jóvenes, no tenemos una estructura vital fuerte y vivimos las distintas facetas de nuestra vida en compartimentos separados, pero esta fragilidad requiere una fe, que es el pilar que da fundamento a nuestro compromiso militante. Hemos descubierto en el estilo de Jesús una militancia para toda la vida, sabiendo que esto supone un proceso de crecimiento lento, adaptado para cada militante y acompañado gradualmente. El proyecto de la JOC, es una alternativa, porque ofrece un equipo, una comunidad, una formación y herramientas como la Revisión de la Vida, el cuaderno de la vida, el proyecto personal, la riqueza de ponerse en acción con otros…, que hace madurar la responsabilidad y el protagonismo de los jóvenes.

Estamos convencidos, además, que el Evangelio es fuente de vida y de inspiración para las y los jóvenes de hoy. Y que la JOC es una ventana que nos permite comunicarnos con el Espíritu de Jesucristo, liberándonos de toda opresión en la que vivimos día a día.

Anunciamos, a su vez, la necesidad y la urgencia de poner en el centro a la persona y su desarrollo integral para poder sentirnos llamadas a ser colaboradoras del sueño de que Dios madre y padre tiene para cada uno. Donde las y los jóvenes tengamos una voz reconocida y valorada tanto en la Iglesia como en la sociedad civil.

Por tanto, valoramos muy importante nuestro ser Iglesia en los ambientes, especialmente en el mundo obrero, caminando en sinodalidad con otros movimientos. Nos reconocemos en las cuatro notas de la Acción Católica (AC) como la obra del apostolado seglar en los ambientes donde se desarrolla la vida de los laicos responsables junto al ministerio pastoral.

Por ello, reivindicamos la urgente referencia de una Iglesia misionera, que confíe en las y los jóvenes, que nos eduque en la corresponsabilidad y participación activa para generar personas de esperanza que empujen a dar a luz a un mundo nuevo.

Nos sentimos movimientos llamados a ser Iglesia en salida, siendo puente imprescindible entre el mundo obrero y la Iglesia. Para ello, necesitamos el reconocimiento de la misión de los movimientos de AC y su promoción en firme por parte de la comunidad eclesial para acompañarnos en la misión de evangelizar.

(“Es indispensable que la Acción Católica sea presente en las prisiones, en los hospitales, en las calles, en los barrios periféricos, en las fábricas. Si así no es, será una institución privilegiada que no dice nada a nadie, ni siquiera a la propia iglesia.” Discurso del Papa al FIAC)

Por todo ello, y sin perder de vista la dinámica de la preparación para el Sínodo de los obispos de octubre del 2018, y partiendo de la realidad de los jóvenes en la que estamos en contacto, queremos poner en valor la vocación eterna y temporal como militantes obreros cristianos con un estilo de vida inspirado en Jesús como opción liberadora.

Oporto, 22/05/2018

 

Contactos para medios de comunicación (España) Mª Isabel Herrera: 645.04.60.95 (Italia) Eleonora De Leo.

(Portugal) Solange Pereira. (Catalunya) Lorena Cabrera.

COMUNICADO TRILATERAL 2018 ESPAÑOL

Publicado en JOC, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

JOC: Encuentro de formación

encuentros de abril 2018
Este fin de semana, más de 80 jóvenes de la JOC, procedentes de barrios humildes y obreros de todo el país, nos hemos reunido en Madrid en un encuentro de formación sobre “Las relaciones de poder y de justicia” en el marco de la próxima campaña de acción que comenzará a trabajar el movimiento.
¡Otro mundo si es posible!
“No hay fronteras ni violencia para que pueda brotar un amor puro y sincero”

Publicaciones recientes de la JOC:
– La revista Juventud Obrera (JO): http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/revista-jo
– El Boletin Acompañar, realizado por nuestros Consiliarios:  http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/acompanar
Publicado en JOC, Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro, Uncategorized

JOC: Encuentro de formación

La JOC quiere compartir información de dos encuentros simultáneos de formación que tendrán  el 21 y 22 de abril, sobre “Relaciones de poder y de justicia” de mano de Javier Baeza, para militantes o personas con recorrido y otro encuentro donde trabajarán “Qué es una campaña de acción de la JOC” para jóvenes que se están iniciando al movimiento.
Cartel Encuentro de abril.png