FORO DE LAICOS

BELÉN DE LOS HERALDOS DEL EVANGELIO

Como en años anteriores los Heraldos del Evangelio de Madrid han instalado un Belén con luz y sonido en la C/ Cinca, 17. Tel.: 915 637 632.

 
El Belén se puede visitar desde el martes 8 de diciembre hasta el 10 de enero de 2016, y la entrada es gratuita. Permanece abierto todas las tardes, de 17:00 a 21:00 hs.

 
Funciones especiales para Colegios por las mañanas.

Un nacimiento, una historia, luz y sonido nos introducirán en la Navidad. Un espectáculo navideño.

 

Anuncios
Deja un comentario »

REGNUM CHRISTI: El madrileño Julio Muñoz y el barcelonés Alberto Puértolas, ordenados sacerdotes hoy en Roma

El Cardenal Beniamino Stella, prefecto de la Congregación para el Clero, ha ordenado sacerdotes a 44 legionarios de Cristo en la Basílica de San Pablo Extramuros. Dos de ellos son españoles: el P. Alberto Puértolas, de Barcelona, y el P. Julio Muñoz, de Madrid. Asistieron a la ceremonia cerca de 3 mil personas entre familiares y amigos. En su homilía, el Cardenal ha querido manifestar que estos 44 nuevos sacerdotes Legionarios de Cristo son “un don para la Iglesia y para la humanidad y por ellos son tantas las razones para la alegría”.

 

Las palabras del Cardenal se han centrado en algunos rasgos característicos de la pesona del sacerdote, tomados de las lecturas de hoy: “ser elegido de entre los hombres”, “estar constituido a favor de los hombres en las cosas que se refieren a Dios” y en “ser enviado al mundo”. Recordó que el sacerdocio no es una carrera, en donde el protagonismo es de los hombres, sino una iniciativa de Dios a la que el joven responde por amor. “Es bueno que mantengan siempre la conciencia de haber sido elegidos… la gracia del primer amor, de donde ha brotado un deseo de hacer cosas grandes”.

 

El P. Ignacio Sarre, rector de una de las comunidades de formación de los Legionarios de Cristo en Roma, ha afirmado que “tener ordenaciones sacerdotales al inicio del Año de la Misericordia nos hacen percibir que el amor de Dios nunca se acaba. Cada uno de estos nuevos sacerdotes está llamado a ser una imagen viva del Padre misericordioso que nos ha revelado Jesucristo, saliendo a buscar a las personas más necesitadas, a los que más sufren, llevándoles la luz de la fe y el testimonio del amor”.

 

“Estamos muy agradecidos al Señor por estos nuevos sacerdotes”, ha dicho por su parte el Director general de los legionarios, P. Eduardo Robles-Gil, L.C. “Tenemos grandes esperanzas puestas en estos jóvenes para continuar nuestro camino de renovación y de servicio a los demás. Nos alegra que empiecen a llegar al sacerdocio grupos más numerosos de legionarios de países como Brasil y Colombia, que tienen mucho que aportar a nuestra Congregación”.

 

Dos españoles, entre los nuevos sacerdotes

 

Entre los nuevos sacerdotes se encuentran los españoles P. Alberto Puértolas, de Barcelona, y el P. Julio Muñoz, de Madrid.

 

El P. Alberto Puértolas tiene 45 años. Nació en 1970 en Barcelona, y actualmente está destinado en Roma, donde colabora en el área de pastoral del Gobierno general del Regnum Christi. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales. Desde 1992 hasta el 2011 fue consagrado en el Regnum Christi. Después, sintió la llamada al sacerdocio, ya con 40 años, y entró en el noviciado de la Legión de Cristo. Ha trabajado 5 años en la pastoral juvenil en Barcelona. Durante 3 años fue subdirector del colegio Reial Monestir de Santa Isabel y, durante 12 años, director de los jóvenes de Regnum Christi en Santiago de Chile.

 

El P. Alberto afirma en su testimonio vocacional: “Lo que más quiero en este mundo es a mis padres. Son personas muy normales. Con los años he ido descubriendo que eso es extraordinario. Viví con ellos 22 años y no tengo recuerdo alguno de una discusión, ni un levantarse la voz, sólo armonía. A través de ellos recibí la fe y, sobre todo, con su testimonio aprendí a vivirla de forma integrada en la vida con paz y alegría”.

 

Los padres de Alberto, Julio y Griselda, cuentan cómo fue el momento en que les dijo que quería ir al seminario: “El miércoles de ceniza del año 1992, cuando tenía 22 años, en la hora del almuerzo nos dijo, con la misma naturalidad que si nos hubiera comunicado que se iba de excursión, que “quería ir al Seminario”.  Nuestra primera reacción fue de gran sorpresa.  Luego vinieron las consiguientes lágrimas y la muy pronta aceptación por parte del papá, que entendió enseguida que si Dios llama a un hijo es porque siempre quiere lo mejor para cada uno de nosotros, y naturalmente, también para Alberto”, explican. “Ahora estamos muy contentos porque estamos convencidos de que Alberto es realmente muy feliz, y que el hecho de haber escogido el camino de seguir a Cristo hace que su vida esté llena de amor, a Dios y a los demás, que es lo que da la verdadera felicidad. Le pedimos a Dios que sea fiel a su vocación, que sea un buen sacerdote, y que su comportamiento sea siempre luz y ejemplo para los demás”.

 

El P. Julio Muñoz estudió en el colegio Nuestra Señora del Pilar, en Madrid, y en Fomento. Hizo el noviciado y la formación humanística en Salamanca. Después, estudió filosofía y teología en Roma. Fue durante cuatro años asistente del rector del Centro de Humanidades de Cheshire, en los Estados Unidos, y después otros tres en Roma como asistente del rector de la comunidad de filosofía en Roma, a la vez que cursaba la licenciatura en filosofía y estudiaba teología. Tiene un hermano, el P. Jacobo Muñoz, que también es sacerdote legionario de Cristo.

 

La ordenación sacerdotal “es el principio de algo maravilloso”, dice el P. Julio, aunque reconoce que también le da algo de miedo: “Sobre todo cuando, a pesar de tantos años de formación, te ves tan pobre, tan débil en tantos aspectos. Pero al fin y al cabo, como dice Santa Teresita del Niño Jesús, la perfección consiste en hacer su voluntad, en ser lo que él quiere que seamos”, explica. Cuando conoció a los legionarios de Cristo le impresionaron “el ambiente de alegría”, y “la mezcla entre lo natural y lo espiritual”, cuenta.

 

Los 44 nuevos sacerdotes provienen de 11 países: Alemania (2), Brasil (8), Canadá (2), Colombia (6), Chile (2), España (2), Estados Unidos (1), Francia (1), Italia (3), México (16), Polonia (1). Han obtenido sus grados de filosofía y teología en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, y su periodo de estudio y preparación -unos 12 años- incluyó también un trienio de trabajo pastoral que desarrollaron en diversos países del mundo.

 

Cada una de las 44 historias vocacionales ha sido recogida en el sitio de internet: http://www.regnumchristi.org/sites/ordenaciones2015/es/. Los nuevos sacerdotes están ya realizando su ministerio en diferentes partes del mundo.

 

La Legión de Cristo, congregación religiosa de la Iglesia Católica, está presente en 22 países. Cuenta con 4 obispos, 954 sacerdotes y 836 religiosos en formación y novicios, según los datos del 31 de diciembre de 2014. Más estadísticas de la Legión de Cristo aquí.

 

……………………………………….

Para más información:

Oficina de Prensa en España

Amalia Casado González . Móvil: +34 600 90 15 14 .mail: acasado@arcol.org

 

Web y Redes

@RC_Espana

@LegiondeCristo

Facebook: Regnum Christi España

Facebook legionarios: www.facebook.com/legionariosdecristo

www.legionarios.org www.regnumchristi.org

 

Documentación

 

Sobre el P. Julio Muñoz:

Entrevista breve semanal durante 56 semanas: Los de Roma

Entrevista previa a la ordenación diaconal: LomasRC_Entrevista al P. Julio Muñoz

Testimonio vocacional del P. Julio, aquí.

 

Sobre el P. Alberto Puértolas:

Entrevista breve semanal durante 56 semanas: Los de Roma

Entrevista previa a la ordenación diaconal: LomasRC_Entrevista al P. Alberto Puértolas

Testimonio vocacional, aquí.

 

 

Nombres y lugar de procedencia de los 44 legionarios de Cristo ordenados sacerdotes el 12 de diciembre de 2015 en Roma

 

Alemania

  1. Daniel Egervári, L.C. (Schwabach, Alemania)
  2. Vincenz Heereman, L.C. (Meerbusch, Alemania)

 

Brasil

  1. Cleverson BUFFON, L.C. (Paraná)
  2. Paulo Cesar VALENTINI, L.C. (Santa Catarina)
  3. Anderson PITZ, L.C. (Santa Catarina)
  4. João Francisco Borin PETROSKI, L.C. (Paraná)
  5. Fernando DE SOUZA VICENTE, L.C. (Paraná)
  6. Daniel Mauricio FILHO, L.C. (Santa Catarina)
  7. Danilo Renato STRADIOTO, L.C. (São Paulo)
  8. Felipe Necco Ramos, L.C. (Rio de Janeiro)

 

Canadá

  1. Matthew WHALEN, L.C.
  2. Sameer Vikram ADVANI, L.C.

 

Chile

  1. Alexis GATICA, L.C. (Santiago de Chile)
  2. Víctor Felipe RIVAS FRITZ, L.C. (Santiago de Chile)

 

Colombia

  1. Juan Carlos QUINTERO, L.C. (Antioquia)
  2. Abel RANGEL CRUZ, L.C. (Bogotá)
  3. Miller MAZENETT HURTADO, L.C. (Bogotá)
  4. Rogelio VILLEGAS PATIÑO, L.C. (Antioquia)
  5. Néstor FONSECA FIGAREDO, L.C. (Boyacá)
  6. William BÁEZ SAAVEDRA, L.C. (Santander)

 

España

  1. Alberto PUÉRTOLAS GIL, L.C. (Barcelona)
  2. Julio MUÑOZ LÓPEZ DE CARRIZOSA, L.C. (Madrid)

 

Estados Unidos

  1. Brian D. HOELZEN, L.C. (Seattle)

 

Francia

  1. Jean-Christophe PONCET, L.C. (Versalles)

 

Italia

  1. Lorenzo CAMPANELLA, L.C. (Brescia)
  2. Stefano LOZZA, L.C. (Bergamo)
  3. Federico MACCHI, L.C. (Ponsacco, Provincia di Pisa)

 

México

  1. Alejandro MIJANGOS HERRERA, L.C. (Villahermosa, Tabasco)
  2. Jorge Alberto REYES CRUZ, L.C. (Ocotlán, Jalisco)
  3. Jorge Enrique MÚJICA VILLEGAS, L.C. (Dolores Hidalgo, Guanajuato)
  4. Carlos Oldaid GALLEGOS ROCHIN, L.C. (Villarhermosa, Tabasco)
  5. Luis Miguel VARGAS MONTAÑEZ, L.C. (Aguascalientes, Ags.)
  6. Álvaro AGUILAR ÁLVAREZ MIER Y TERÁN, L.C. (Ciudad de México)
  7. Víctor ZAMORA LEÓN, L.C. (Ciudad de México)
  8. Roberto JUÁREZ ÁLVAREZ, L.C. (Ciudad de México)
  9. Arturo GUZMÁN VELÁZQUEZ, L.C. (Guadalajara, Jal.)
  10. Luis Manuel GUTIÉRREZ ROJAS, L.C. (Guadalajara, Jal.)
  11. Julio CASTRO BAEZA, L.C.(San José de Gracia, Mich.)
  12. Daniel ZORRILLA GARZA, L.C. (Monterrey, N.L.)
  13. Jorge ORTIZ CASTELLANOS, L.C. (Ciudad de México)
  14. Gabriel ARENAS RAMÍREZ, L.C. (León, Guanajuato)
  15. Pablo Yeudiel GONZÁLEZ CUÉLLAR, L.C. (Saltillo, Coah.)
  16. Luis RAMÍREZ ALMANZA, L.C.

 

Polonia

 

  1. Wawrzyniec Piotr PRYCZKOWSKI, L.C

 

23616286531_35ac536496_k

Deja un comentario »

CRISTIANOS SIN FRONTERAS: Encuentros/actividades para el curso 2015-2016

 

CARTEL ENCUENTROS 2016-INTERNET

Desde Cristianos sin Fronteras nos informan de que el Pleno de Comprometidos de la Asociación, celebrado el fin de semana del 24 y 25 de octubre, se trataron numerosos temas, entre ellos la revisión de las actividades del año 2015: Encuentros y Festivales de la Canción Misionera, tanto los diocesanos como el nacional en Vigo, el Encuentro Misionero Silos y el Tren Misionero a “El Escorial”.

Además, nos comentan que ya han programado los encuentros/actividades para el curso 2015-2016, y nos invitan a asistir a todos ellos.

  • Encuentros y Festivales de la Canción Misionera. Cada diócesis determinará la fecha de su festival (pregúntanos) y el Nacional será en Getafe los días 23 y 24 de Abril, con el lema: ¡¡ GRACIAS!! Misioneros de la Misericordia.
  • Pleno de Comprometidos en Santo Domingo de Silos. Días 4 y 5 de Junio.
  • Encuentro Misionero Silos del 8 al 17 de Julio, con posibilidad de unirse a la dinámica el fin de semana del 16 y 17 de Julio, con el lema “LAUDATO SIlos Misioneros de la Misericordia”.
  • ¡¡Novedad!!. Multiencuentro-Festival en Santo Domingo de Silos (Burgos). Días 20 y 21 de Agosto.
  • Tren Misionero Domund 2016. Día 22 de Octubre, a los Molinos (Madrid). El lema ira en consonancia con el del Domund.
  • Encuentro-Convivencia en Santo Domingo de Silos (Burgos). Días 12 y 13 de Noviembre.

Para recibir más información específica y/o participar en cualquiera de los encuentros/actividades, puedes ponerte en contacto con ellosa través de cualquiera de los siguientes medios:

Twitter: @CSF_EMSILOS

Facebook:

– cristianossinfronteras/organización religiosa

https://www.facebook.com/cristianossinfronteras

            – Cristianos Sin Fronteras CSF/iglesia organización religiosa

Youtube: Cristianos Sin Fronteras – CSF (https://www.youtube.com/user/CSFespana)

Instagram: cristianos_sin_fronteras_silos

Web: www.csf.es

Deja un comentario »

JUSTICIA Y PAZ: Día Internacional de los Derechos Humanos: Una lucidez responsable y comprometida

 

Refugiados-Sirios.png

 

Desde que se produjeron los atentados terroristas del pasado 13 de noviembre en París  ni uno solo de los jefes de Estado y Gobierno de los países de la UE ha sido capaz de mantener abiertamente un discurso  favorable a la acogida de desplazados procedentes de  países islámicos y muy particularmente de Siria.  El eslogan “Refugees Welcome”  ha dejado de ser una carta de presentación  para la mayoría de  políticos desde mucho antes de los atentados  y en la actualidad es la gestión fronteriza y policial encaminada a impedir que lleguen más desplazados  y  retornar a todos aquellos que sea posible, la principal  prioridad no sólo de la Comisión Europea, sino también de sus estados miembros desde la última reunión del Consejo Europeo de septiembre.

 

Este cambio de tendencia ha venido acompañado  de un   “apagón informativo”. Es una realidad constatable que desde principios de octubre ya no se ven tantas  imágenes de pateras abarrotadas o  de comitivas de desplazados. Los seis niños sirios muertos por ahogamiento a finales de noviembre al intentar llegar a la isla griega de Kos no  han merecido ni mucho menos  la atención mediática que recibió, tres meses antes,  el niño  Aylán Kurdi muerto en las mismas circunstancias.  La zancadilla que propinó la periodista húngara Petra Laszlo a los refugiados sirios que escapaban de un control policial el pasado mes de septiembre  y que escandalizó al mundo entero ha venido sucedida  de  otras  zancadillas, éstas  de carácter político, legislativo y de comunicación que violan igualmente los derechos humanos de los desplazados y de las  que nadie se escandaliza.

 

Un ejemplo  de “zancadilla” es el modo en que la Comisión Europea ha manejado su reciente Informe de Progreso sobre Turquía. Dicho informe, cuyo contenido denunciaba el deterioro del respeto por el Estado de Derecho y la protección de los derechos fundamentales  por parte del Gobierno de ese país , fue intencionadamente demorado  y no se publicó hasta después de celebradas las elecciones turcas  para  no afectar negativamente a la reelección de  Tayib Erdogan y de este modo favorecer un acuerdo para gestionar los flujos de desplazados dado que  Turquía, que ya alberga en su territorio a 2 millones y medio de desplazados sirios, es también ruta hacia la UE de miles de afganos y paquistaníes. Mediante el acuerdo con la UE  el país acepta convertirse en un tapón para los flujos migratorios salientes hacia la UE al tiempo que permite recibir en su territorio a todas aquellas personas que sean expulsadas desde los países de la UE.  En declaraciones del primer ministro holandés Mark Rutte recogidas por el diario Euobserver: “Siempre es más barato reasentarlos en Turquía que tenerlos aquí. Además es más fácil para ellos regresar a Siria desde Turquía”. El coste de esta zancadilla es ni más ni menos que de tres mil millones de euros. El coste en violaciones de derechos humanos puede ser incalculable.

 

Otro ejemplo es la pérdida de pudor de numerosos responsables políticos a la hora de vincular a los desplazados con presuntos terroristas o delincuentes. De nada sirvieron las advertencias del presidente de la Comisión dos días después del atentado de París de que no se mezclara el terrorismo con los desplazados de Oriente Medio que huyen de la misma violencia terrorista. En una reciente entrevista al primer ministro francés Manuel Valls, éste no dudaba en afirmar que “la opinión pública es testigo de que al menos dos de los terroristas de París entraron mezclados con los solicitantes de asilo”, mientras que el presidente checo Milos Zeman declaraba abiertamente en otra entrevista que “el peligro había llegado a nuestras fronteras” y que “es falso afirmar que no existían vínculos entre migración y terrorismo porque ello significaría tanto como admitir que los flujos de inmigrantes no incluyen potenciales yihadistas”.  Estos y otros argumentos  no hacen sino  avivar el fuego de los fundamentalismos políticos y religiosos poniendo así en peligro la Europa de los Derechos y las Libertades.

 

En este tiempo de turbulencias y confusión en el que se está sembrando tanto miedo es preciso cultivar una lucidez responsable y comprometida para preservar la cultura de los derechos y las libertades de la ciudadanía. Unos derechos  que no se pueden entender sin el respeto exquisito a la dignidad de aquellos que piden asilo en nuestras fronteras. No podemos permitir que la Unión Europea se convierta en un reducto defensivo contra nadie. Europa es y debe seguir siendo, espacio de posibilidad y de futuro.

 

Emilio José Gómez Ciriano

Responsable de Derechos Humanos CG Justicia y Paz

Deja un comentario »

EN TORNO AL 7 DE OCTUBRE: ACTOS CONVOCADOS EN TODA ESPAÑA POR LA INICIATIVA “IGLESIA POR EL TRABAJO DECENTE”

Tal y como se informó en la XXIII Asamblea General de nuestro Foro de Laicos, la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente nació de organizaciones de Iglesia, como Cáritas, Confer, HOAC, JOC, JEC y Justicia y Paz, y ha sido apoyada por un buen número de organizaciones de Iglesia como la Institución Teresiana, Focolares y Hermandades del Trabajo, entre otras, y asimismo por la Comisión Episcopal de Migraciones, por la Comisión Episcopal de Pastoral de Migraciones y por el Departamento de Pastoral Obrera.
Esta Iniciativa se propuso celebrar en toda España vigilias y todo tipo de actos en pro del trabajo decente. La iniciativa ha sido todo un éxito.
Si quieren ver  una presentación con todos los actos, accedan a este enlace:
Deja un comentario »

COMUNIÓN Y LIBERACIÓN: La persona, en el centro de la política. Ante las Elecciones Generales.

La convocatoria de unas Elecciones Generales es un momento muy significativo en la vida de un país: está en juego la gestión de la casa común. Es una ocasión privilegiada para reflexionar sobre las cuestiones más acuciantes que afectan a nuestra sociedad. Normalmente empezamos por un análisis de los problemas y soluciones propuestas. Pocas veces nos paramos a reflexionar sobre nosotros mismos y la forma de estar los unos con los otros. Hagamos este ejercicio al menos por un momento. ¿Qué es lo que más nos preocupa? ¿Qué consideramos más relevante para la construcción común?
1) La realidad no nos deja indiferentes. Provoca en nosotros reacciones de asombro, de dolor o amargura, de rabia, de alegría. Suscita deseos que dilatan el corazón, hace surgir preguntas que son el motor de nuestra búsqueda en tantos campos, desde el científico hasta el afectivo o el existencial. En el fondo de estas reacciones, deseos y preguntas subyace la exigencia de significado, que constituye nuestra verdadera estatura humana.
Sin embargo, nos hemos acostumbrado a dejar nuestra humanidad en el angosto recinto de nuestra casa, asumiendo que es “algo privado”, que no tiene “dignidad pública”. Que en el centro de nuestra convivencia esté la persona es algo que no podemos dar por descontado. De hecho, cuando lo hacemos nos pasa factura: la energía de construcción de un país y la calidad de nuestra convivencia están ligadas a la realización personal, que, a su vez, depende de la respuesta a las cuestiones esenciales de la vida: ¿qué o quién colma mi deseo? ¿Quién me ama incondicionalmente? ¿Para qué trabajo, en última instancia? ¿Qué sentido tienen la enfermedad y la muerte? En definitiva, ¿por qué merece la pena vivir? Detrás de muchos de nuestros problemas públicos (dialéctica exasperada, tensiones territoriales, violencia en diferentes niveles, marginalidad, fracaso escolar, conflictos laborales, soledad, rupturas de los lazos afectivos, etc.) se encuentra una falta de atención a la persona con toda la riqueza de sus preguntas y exigencias. Pensemos en una de las causas del grave problema de la natalidad en nuestro país: para tener hijos hace falta encontrar un significado que comunicar.
2) Los primeros lazos de sociabilidad nacen en la familia. Allí donde un amor incondicional no censura nada de lo que somos. Esta experiencia se dilata cuando encontramos personas que nos entienden porque participan de nuestras mismas preguntas e inquietudes. Y percibimos que el otro es un bien. Esta es la base de una verdadera convivencia, que llega a abrazar a la persona extraña porque tiene nuestra misma exigencia de felicidad. Este es uno de los problemas más graves que tiene nuestra sociedad: el otro se percibe como enemigo. Nos dividimos en bandos, por intereses ideológicos, económicos, religiosos, regionales, etc. De este modo es imposible el diálogo.
Nuestro país vive un grado insoportable de dialéctica en niveles diferentes de la convivencia. No está de más recordar que hace casi 40 años, los españoles, acuciados por el dolor de las viejas heridas, decidieron sentar las bases de una convivencia en la que no sobraba quien pensaba diferente. La Constitución de 1978 es fruto de aquel gran acuerdo en el que experiencias tan humanas como el horror a la guerra o al odio que la provocó, el deseo de perdón y la reconciliación, fueron factores determinantes. Aprendamos de nuestra historia: si queremos reformar la Constitución recuperemos el deseo de convivir abrazando la diferencia. También en política el otro es un bien.
3) Cuando los lazos familiares se rompen o cuando en la sociedad únicamente podemos establecer relaciones superficiales, la persona queda sola, aún en medio de la multitud, a merced del poder de turno, sin más libertad que la de consumir. Nuestra sociedad necesita realidades intermedias que agrupen a los ciudadanos, en las que la persona se sienta en casa y pueda expresar toda su creatividad. Una cuestión política de primer rango, que atañe a nuestros gobernantes, es la de favorecer la vida de la sociedad civil, que, con sus iniciativas y servicios, sale al encuentro de las necesidades más concretas de la persona. Pensemos en el gran esfuerzo de solidaridad que ha hecho la sociedad española hacia los más desfavorecidos en estos años de crisis, saliendo al encuentro de los problemas de trabajo, vivienda o alimento. Más concretamente pensemos en la labor de Cáritas, que ha atendido a centenares de miles de personas permitiendo que el drama del paro no degenerara en un estallido social. O en las innumerables familias españolas que sostienen en casa, a veces con un solo ingreso, a parientes de varias generaciones. Y no olvidemos aquellas iniciativas empresariales que han hecho todo tipo de sacrificios con tal de mantener el empleo.
Es la falta de conciencia de esta sociedad civil, débil y poco apoyada, lo que está dando espacio a un estatalismo creciente, a veces con una fuerte componente ideológica, que se está instalando en nuestro país. No queremos renunciar a los avances del Estado del bienestar que en Europa ha generado sociedades más cohesionadas y menos desiguales, a través de la redistribución de la renta, el acceso a la sanidad y la educación, las infraestructuras y la solidaridad regional. Pero el papel del Estado debe ser subsidiario, sin desconfiar en la iniciativa social, dando el protagonismo y la responsabilidad a aquellas personas y realidades intermedias que se han mostrado capaces de realizar eficazmente un servicio al bien común.
Los partidos políticos deberían ser una de esas formas intermedias que encauzaran la iniciativa de la persona. En estos últimos años, sin embargo, han sufrido un grave deterioro de imagen porque se han convertido en maquinarias de poder al servicio de una u otra ideología. Los casos de corrupción han resultado especialmente sangrantes en una época en la que se nos han exigido tantos sacrificios. Cuando en el espacio público se pierde de vista la persona, con sus preguntas y exigencias, se difuminan los grandes ideales de servicio que han animado siempre a la política con mayúsculas. Con el riesgo que conlleva lo nuevo, esperemos que las nuevas formas de participación ciudadana surgidas en estos últimos años y encauzadas a través de nuevos partidos en el juego democrático, contribuyan a una cultura de diálogo y acuerdos. Todos debemos colaborar en una regeneración de nuestra vida política.
4) Uno de los grandes problemas de nuestro país es la educación. Ahí están las cifras de fracaso escolar que nos ponen a la cola de los países europeos. ¿Es posible entender y acoger todo el mundo de preguntas, deseos y exigencias que se agita en nuestros jóvenes y que está detrás de tantas expresiones de malestar, desgana, incomunicación, fracaso e incluso violencia? La fractura entre deseo y realidad tan agudamente percibida, ¿se puede abrazar? En nuestra sociedad faltan adultos que eduquen, que muestren un horizonte grande a los más jóvenes, que les acompañen para afrontar la vida sin censurar nada. Sin una educación a la altura de sus necesidades generaremos personas que usan mal la razón, que reducen el afecto a un sentimentalismo de corto plazo, incapaces de asumir la responsabilidad en el trabajo o en la familia.
Pero una educación a la altura de nuestra necesidad exige de todos un amor real a la libertad de educación. No debemos tener miedo a las propuestas de significado que existen entre nosotros y que quieren salir al encuentro de nuestras preguntas. Esta libertad está hoy, de hecho, amenazada en muchos lugares de nuestra geografía. No es el Estado el que educa, ni debe imponer una determinada visión de la realidad a través del partido que gobierna. Debe garantizar el acceso a la educación en los términos que establece nuestra Constitución: asegurando, allí donde es necesaria, una escuela pública de calidad y apoyando, a través de conciertos, aquellas iniciativas sociales que han mostrado y muestran una real capacidad de educar e integrar en la convivencia y en la construcción de la sociedad. Nos va mucho en ello.
5) Nuestro mundo cambia vertiginosamente. Miramos con satisfacción el progreso. Pero «un desarrollo tecnológico y económico que no deja un mundo mejor y una calidad de vida integralmente superior no puede considerarse progreso», nos ha dicho el Papa Francisco, invitándonos a tomar en serio el deterioro ambiental. Ahora bien, continúa el Papa, «un verdadero planteamiento ecológico se convierte siempre en un planteamiento social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres» (Encíclica Laudato si’, 49). No podemos seguir mirando para otro lado, olvidando que nuestro estilo de vida, nos sintamos o no responsables, conlleva injusticia social y daño a la naturaleza.
También la política debe acoger este clamor de forma activa. «Que un político asuma estas responsabilidades con los costos que implican», nos recuerda el Papa, «no responde a la lógica eficientista e inmediatista de la economía y de la política actual, pero si se atreve a hacerlo, volverá a reconocer la dignidad que Dios le ha dado como humano y dejará tras su paso por esta historia un testimonio de generosa responsabilidad. Hay que conceder un lugar preponderante a una sana política, capaz de reformar las instituciones, coordinarlas y dotarlas de mejores prácticas, que permitan superar presiones e inercias viciosas» (Laudato si’, 178).
6) La primera política, por tanto, es vivir: vivir a la altura de nuestras exigencias. Nuestra democracia ganará mucho si se convierte en un lugar de encuentro entre diferentes propuestas de significado, por dispares y múltiples que sean. Un espacio de libertad donde poder mostrarse como uno es, delante de todos, más allá de estereotipos ideológicos. Un lugar donde la apertura religiosa que nace de la exigencia de significado sea valorada positivamente y se convierta en factor real de construcción y no en un asunto personal arrinconado vergonzosamente.
Nuestro país necesita políticos y gobernantes que favorezcan que la sociedad sea un lugar de comunicación libre de experiencias. Aprovechemos estos días de debate electoral para ejercitarnos en una real convivencia, poniendo delante de todos, también de los candidatos, nuestras verdaderas necesidades, alentados por las palabras del Papa Francisco: «No tengáis miedo de emprender el éxodo necesario en todo diálogo auténtico. De lo contrario no se pueden entender las razones de los demás».

Deja un comentario »

El MOVIMIENTO CURSILLOS DE CRISTIANDAD celebra un taller de trabajo sobre las ideas fundamentales del movimiento y su difusión en sus escuelas de cada diócesis

IMG-20151202-WA0000

El pasado fin de semana (27, 28, 29 de noviembre de 2015) se celebró, en los Ángeles de San Rafael (Segovia), el Encuentro Nacional de Responsables de Jóvenes del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de España (MCC) junto a un taller de trabajo sobre la 3ª Edición de las “Ideas Fundamentales del Movimiento.”

El Encuentro, que contó con la presencia del Consiliario Nacional del MCC, D. Ángel Rubio Castro, Obispo emérito de Segovia, y con el Presidente Nacional, Álvaro Martínez Moreno, reunió a más de cien representantes (jóvenes y personas más veteranas) de varias diócesis españolas en las cuales Cursillos de Cristiandad está presente.

Centrados en su estudio y en la forma de llevar a cabo en cada diócesis lo recogido en las Terceras Ideas Fundamentales del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, aprobadas en el año 2014 y que comprenden lo más esencial y determinante para la vida del MCC, así como aquello que identifica y une como Movimiento único en todo el mundo, durante el fin de semana se trabajaron varios aspectos de las mismas, como la Historia del Movimiento, su carisma, la mentalidad de los responsables del
MCC y el método para hacer realidad la finalidad (compartida con toda la Iglesia) de hacer realidad el primer anuncio del Evangelio en todos los ambientes de la sociedad, transformando éstos desde la transformación evangélica del hombre y mujer de hoy.

Asimismo, se señalaron las principales novedades que en ellas se introducen, la importancia del uso de dicha herramienta por todos los miembros de las Escuelas y Secretariados del MCC de cada diócesis, como instrumento de cohesión y crecimiento del MCC, además del itinerario para su “aterrizaje” en cada diócesis, para la cual se analizaron los puntos críticos y posibles peligros que se pueden presentar en la acogida, estudio y ejecución de las mismas.

Para el trabajo con las Ideas Fundamentales, el Secretariado Nacional del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de España pondrá a disposición de los diferentes Secretariados Diocesanos del MCC una guía de lectura de las mismas (en la que se recogerán las consideraciones generales de cada capítulo, los puntos claves y las cuestiones para reflexionar), además de diferentes dinámicas para trabajar y profundizar en ellas. A largo plazo, el Secretariado Nacional se plantea elaborar, con la participación de los distintos Secretariados Diocesanos, una Guía Metodológica del Cursillo de Cristiandad que se adapte a lo propuesto en las Terceras Ideas Fundamentales y a la realidad social de de nuestro mundo actual, así como la organización y celebración, en las diócesis que así lo demanden, de “Cursillos de Cursillos”.

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad, nacido en los años 40 en la isla de Mallorca, es un Movimiento eclesial de difusión mundial, presente en los cinco continentes, que actúa en el interior de la Iglesia católica, sintiéndose vocacionado a participar activamente en la gran misión del anuncio de la Buena Nueva del Evangelio a través de un método propio y kerygmático.

En palabras de san Juan Pablo II, este método de Cursillos es “un instrumento suscitado por Dios para el anuncio del Evangelio en nuestro tiempo”. Este instrumento de evangelización ha creado multitud de núcleos de cristianos que viven y conviven lo fundamental cristiano y se esfuerzan por fermentar de Evangelio los ambientes. Millones de cristianos renovados en un Cursillo de Cristiandad, o que tuvieron en él su primer encuentro con Cristo, han revitalizado instituciones y Millones de cristianos renovados en un Cursillo de Cristiandad, o que tuvieron en él su primer encuentro con Cristo, han revitalizado instituciones y movimientos y han logrado animar cristianamente los ambientes donde se desenvuelven.

Área de Medios de Comunicación
Secretariado Nacional MCC España

Deja un comentario »

NOTA DE PRENSA: XXIII Asamblea General Ordinaria del Foro de Laicos

SAM_1003

El Foro de Laicos de España, en el que participamos medio centenar de asociaciones y movimientos de Apostolado seglar, ha celebrado este  pasado fin de semana, 28 y 29 de noviembre, su XXIII Asamblea General Ordinaria en la casa “Santa María”, residencia que la Institución Teresiana tiene en Los Negrales.

La presidenta del Foro de Laicos, Doña Camino Cañón, saludó a los participantes, enmarcando este momento en la situación de violencia que vive el mundo y haciendo presente al Papa Francisco en su viaje a África, en el que abrirá la Puerta al año de la Misericordia.

El lema de esta Asamblea ha sido “La creación es del orden del Amor”, palabras del Papa Francisco en su Encíclica Laudato Si. Sobre esta misma, la presidenta nacional  de Manos Unidas, Doña Soledad Suárez, impartió el sábado una interesante  ponencia en la que hacía una presentación de la dinámica de la Encíclica y las principales cuestiones tratadas, además de contestar a las inquietudes de los allí presentes sobre temas de actualidad.

A continuación, los movimientos y asociaciones procedieron a la puesta en común de sus reflexiones en torno al texto escrito por nuestra presidenta, Doña Camino Cañón, sobre las Espiritualidades laicales en el siglo XX. Se mostró la enorme importancia del trabajo en común, de los espacios de comunión y del conocimiento mutuo, aspectos claves en el objetivo de enfrentarse a los desafíos que se viven en la actualidad. Y, de  igual manera, hubo una coincidencia en la necesidad de desarrollar a fondo la espiritualidad y la conveniencia de poner en común las aportaciones en los distintos campos de acción.

SAM_1002

El domingo 29, el arzobispo de Madrid, Don Carlos Osoro Sierra, celebró la Eucaristía y luego ofreció una charla sobre su experiencia como Padre Sinodal en la reciente Asamblea del Sínodo de los Obispos.

Posteriormente se celebró  la Asamblea Ordinaria del Foro, en la que nos acompañó Don Antonio Cartagena Ruiz, Director del Secretariado de Apostolado Seglar y consiliario del Foro de Laicos. En ella se propusieron dos líneas de prospectiva para el año 2016. La primera a raíz de la petición de CECO acerca de crear una bolsa de voluntariado, tanto para la oferta como para la demanda. Será labor de la Comisión Permanente elaborar las pautas para recoger necesidades y ofertas. En cuanto a la segunda, se observó, como punto en común, cómo el cultivo de la espiritualidad desembocaba en compromisos particulares según los carismas de cada movimiento y, consecuentemente, se propuso crear encuentros monográficos para aquellos movimientos más interesados en cualquier aspecto. Asimismo, se presentaron y se aprobaron los informes de gestión y económico.

Pueden encontrar más información en nuestra página web (www.forodelaicos.com) y vía redes sociales: en Facebook (Foro de Laicos España) y Twitter (@ForoDeLaicos).

Nota de prensa XXIII Asamblea

Deja un comentario »

MOVIMIENTO DE CURSILLOS DE CRISTIANDAD: Nota de prensa

 

 

LOS RESPONSABLES DE JÓVENES DEL MOVIMIENTO DE CURSILLOS DE CRISTIANDAD DE ESPAÑA CELEBRAN SU ENCUENTRO ANUAL JUNTO A UN TALLER DE TRABAJO SOBRE LA IDEAS FUNDAMENTALES DEL MOVIMIENTO

 

Madrid, a 27 de noviembre de 2015.- El próximo fin de semana (27, 28, 29 de noviembre de 2015) se celebrará, en los Ángeles de San Rafael (Segovia), el Encuentro Nacional de Responsables de Jóvenes del Movimiento de Cursillos de Cristiandad (MCC) de España junto a un taller de trabajo sobre la 3ª Edición de las “Ideas Fundamentales del Movimiento.”

 
Con espíritu de esfuerzo en la profundización en el carisma, la mentalidad y finalidad del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, tanto el Encuentro como el Taller reunirá a los Responsables del Área de Juventud del MCC de varias diócesis españolas así como a otros representantes del Movimiento en cada diócesis que se encargarán de transmitir los contenidos de las Ideas Fundamentales en las diferentes Escuelas del MCC.

 
Fruto de un exhaustivo trabajo, a nivel mundial y de casi siete años, la Tercera Edición de las “Ideas Fundamentales del Movimiento de Cursillos de Cristiandad”, aprobadas en el año 2014, recogen lo más esencial y determinante para la vida del MCC, así como aquello que identifica y une como Movimiento único en todo el mundo. Es por tanto, la herramienta fundamental para los miembros del MCC donde se aborda la Historia, la Esencia, el Método de Cursillos para hacer realidad el Primer Anuncio del Evangelio en todos los ambientes de la sociedad, así como las estructuras organizativas necesarias para este fin.

 
Teniendo en cuenta la especial preocupación del Secretariado Nacional del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de España de llevar esa proclamación del Reino a los ambientes donde se mueven los jóvenes de hoy, se ha visto la necesidad de aglutinar tanto el Encuentro anual de Responsables de Jóvenes como el Taller de “Ideas Fundamentales del MCC” para abordar conjuntamente los trabajos y actividades que, poniendo siempre a Dios en el centro del apostolado y en comunión con la Iglesia, se llevarán a cabo para profundizar en el carisma del MCC y para cumplir la finalidad de todo cristiano de hacer apóstoles del Evangelio de Cristo.

 
El Movimiento de Cursillos de Cristiandad, nacido en los años 40 en la isla de Mallorca, es, en palabras de Juan Pablo II, “un instrumento suscitado por Dios para el anuncio del Evangelio en nuestro tiempo”.

 
El Papa Francisco también se refiere a él como “el método de evangelización de Cursillos nació precisamente de este ardiente deseo de amistad con Dios, de la cual brota la amistad con los hermanos. Desde el comienzo se comprendió que solamente dentro de relaciones de amistad auténtica era posible preparar y acompañar a las personas en su camino, un camino que parte de la conversión, pasa a través del descubrimiento de la belleza de una vida vivida en la gracia de Dios, y llega hasta la alegría de convertirse en apóstoles en la vida cotidiana. Y así, desde entonces, miles de personas en todo el mundo han sido ayudadas a crecer en la vida de fe”. Millones de cristianos renovados en un Cursillo de Cristiandad, o que tuvieron en él su primer encuentro con Cristo, han revitalizado instituciones y movimientos y han logrado animar cristianamente los ambientes donde se desenvuelven.

 
Área de Medios de Comunicación
Secretariado Nacional MCC España

Deja un comentario »

XXIII ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DEL FORO DE LAICOS: Texto de la conferencia dada por Soledad Suárez, presidenta de Manos Unidas.

 

SAM_0999

Buenos días:

Muchas gracias por contar con Manos Unidas para participar en esta Jornada y lo voy a personalizar en Camino…

Me vais a permitir que me dirija a vosotros como hermanos, miembros de una familia y haciendo honor al nombre, Foro, podamos entablar un diálogo enriquecedor.

Me habéis pedido que haga un comentario sobre la Encíclica Laudato si´ promulgada por el papa Francisco el pasado mes de junio. Os agradezco la oportunidad y espero responder al reto de contar en unas pocas palabras una carta tan espléndida., profunda y motivadora.

Me gustaría empezar haciendo resaltar la oportunidad de esta encíclica como respuesta a uno de los más graves signos de nuestro tiempo: el grito de la tierra, que se siente explotada, abusada, degradada. Y junto a él, el grito de los pobres que claman justicia y son los que más sufren esa devastación. Son dos clamores que el Papa sitúa como eje central de todo el documento. No se pueden separar, en Manos Unidas somos testigos de cómo las agresiones a la naturaleza tienen a los humanos como sus primeras víctimas.

La Encíclica se publica en un momento en el que la humanidad y la propia Tierra tienen planteados graves interrogantes sobre su presente y, sobre todo, sobre su futuro. El Papa nos invita a todos a la reflexión y a la implicación responsable y generosa en el bien y la solidaridad universal, y en el cuidado de la casa común. “porque el desafío ambiental que vivimos y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos”. Y os puedo asegurar que las raíces humanas están fuera de toda duda.

Para profundizar en sus contenidos, voy a hacer un recorrido sobre los distintos capítulos y números. Comienza con una introducción en la que se pone de manifiesto la preocupación de la Iglesia por la ecología integral y la urgencia de devolver la salud a la vida en el planeta.

La encíclica manifiesta desde el principio su sentido de continuidad con el magisterio de la Iglesia. Quizá sea una de las cosas que más me ha impresionado comprobar cuánto tiempo llevamos en la Iglesia hablando y escribiendo de estos temas. Su intención ecuménica y de diálogo con otras confesiones y con la ciencia, poniendo en relación la luz de la fe con el desarrollo y los desafíos de la razón humana.

Francisco vincula su reflexión con el magisterio de los papas que le han precedido, expresando su vocación integradora y dotando de argumentos su intención universal y su oportunidad, nada de lo que pasa en el mundo es indiferente a la Iglesia. Nunca lo ha sido, otra cosa es cómo acojamos este Magisterio  y lo llevemos a nuestra vida. Comienza refiriéndose al papa san Juan XXIII y su encíclica Pacem in terris,  dirigida a todos los hombres de buena voluntad, por primera vez en la historia de las cartas papales, fue en 1963, hace ya 52 años, y dedicada a la construcción de la paz más allá de la ausencia de guerra. Podríamos decir que la paz es la justicia en el orden, puede haber orden en un sistema injusto, pero no tenemos paz, y muchas veces la injusticia provoca desorden y tampoco hay paz, aunque no haya guerra.  Sigue citando a Pablo VI, al que se referirá en otras cuatro ocasiones, como un pontífice preocupado por la cuestión ecológica, sobre todo por la imposición de un desarrollo económico centrado en el expolio y “la explotación inconsiderada de la naturaleza”. Y el primero que pertenece a la naturaleza es el ser humano.

A continuación incorpora las citas a san Juan Pablo II, al que mencionará en treinta y seis ocasiones más, y a Benedicto XVI, al que se referirá en otras treinta y dos citas,  poniendo de manifiesto una vez más y como no podía ser de otra manera la identidad entre los tres últimos Papas.

Pero las menciones a otras fuentes en la encíclica no sólo serán de documentos papales. Hay hasta veintidós citas de Conferencias Episcopales de todo el mundo, así como de patriarcas de otras iglesias cristianas como el patriarca ortodoxo Bartolomé. Hay en el texto veintiuna referencias a documentos no magisteriales, como mensajes radiofónicos, intervenciones ante organismos internacionales, o relacionados con días conmemorativos concretos, como los Mensajes para las Jornadas Mundiales de la Paz. De ahí que la lectura de la Encíclica te da la sensación de que estás oyendo algo que ya sabías. Están presentes los Padres de la Iglesia y los Santos en veinte ocasiones. Entre estos últimos, destaca Francisco de Asís, de quien el pontífice tomó el nombre y que es patrono de todos cuantos se ocupan de las cuestiones ecológicas. De él destaca: “la pobreza y la austeridad de san Francisco no eran un ascetismo meramente exterior, sino algo más radical: una renuncia a convertir la realidad en mero objeto de uso y de dominio”. El papa concluye el epígrafe dedicado al pensamiento y la vida del santo: “el mundo es algo más que un problema a resolver, es un misterio gozoso que contemplamos con jubilosa alabanza”.

La encíclica se muestra, además, convencida del imprescindible diálogo entre la fe y la razón, entre las religiones y la ciencia, si se quieren encontrar auténticos caminos de convivencia humana y con la naturaleza: “La gravedad de la crisis ecológica nos exige a todos pensar en el bien común y avanzar en un camino de diálogo que requiere paciencia, ascesis y generosidad, recordando siempre que la realidad es superior a la idea”. Es decir, hay distintas visiones y un diálogo sincero permite acoger la realidad de una manera más completa que sólo la nuestra.

Aquí introduce lo que será otra de las señas de identidad de la carta: la urgencia e ineludible necesidad del diálogo. A todos los niveles: interreligioso, intercultural, ciencia- religión, ecología- economía…Quizá este último binomio sea el más complicado porque entramos en la denuncia del sistema económico mundial que afecta gravemente al binomio naturaleza-hombre.

Para referirnos a los capítulos en los que está dividida, seguiremos el criterio que la propia encíclica sigue: el método habitual de la Doctrina Social de la Iglesia: ver, juzgar, actuar

VER

El capítulo 1 describe lo que le está pasando a nuestra casa: El Papa nos invita a “tomar dolorosa conciencia, atrevernos a convertir en sufrimiento personal lo que le pasa al mundo, y así reconocer cuál es la contribución que cada uno puede aportar”. Nosotros creemos que sufrimiento personal es el que sentimos cuando visitamos proyectos de Manos Unidas ¡Qué difícil es sentir dolor por los otros si no los vemos, si no los tocamos, no los olemos!  

Se abordan seis cuestiones fundamentales que permiten entender la gravedad de la cuestión:

  • Contaminación y cambio climático. “El clima es un bien común, de todos y para todos”. El actual modelo de producción y consumo, fruto de una cultura del descarte, es depredador y provoca la acumulación de cantidades ingentes de residuos. Jocotán, Guatemala, lleno de bolsas de plásticos hasta en las comunidades más aisladas (café); isla de Pástico en el Pacífico. Además, el uso de combustibles fósiles, la deforestación, la contaminación, la sobreexplotación de recursos o la desaparición de selvas tropicales aumentan el calentamiento global y aceleran, según consenso científico, el actual cambio climático.
  • La cuestión del agua. Casi 750 millones de personas carecen de acceso al agua potable, imprescindible para vivir; las fuentes se contaminan, se acaparan, o se usan de modo ineficiente; numerosas poblaciones luchan por el recurso. Sin embrago, como dice Francisco:El acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la supervivencia de las personas y, por tanto, es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos”. Seguro que conocéis la expresión “si quieres dar de comer un día dale un pez, si quieres que coma toda la vida, enséñale a pescar”, para eso los ríos y los mares tienen que tener peces. Petróleo-Amazonía, oro-Guatemala.
  • La pérdida de biodiversidad. Todo lo creado tiene sentido en sí mismo. Cuando se pierde biodiversidad se compromete gravemente la vida que fluye y que es en origen rica y bella (Dios) .Hay algunos ecosistemas altamente amenazados: los sistemas acuáticos- las especies de agua dulce han disminuido un 76% en los últimos 40 años y las marinas un 39%-; la Amazonía, la Cuenca del Congo o los glaciares.
  • El deterioro de la calidad de la vida humana y la degradación social. La degradación medioambiental trae de la mano un empobrecimiento social, un aumento de la exclusión, de la inequidad, e incluso del sentido de vida de las personas. Cuidar a las personas implica superar la cultura del descarte, tanto de los recursos como de los propios seres vivos y el conjunto de la humanidad.
  • La inequidad planetaria. Las graves consecuencias de la degradación de los ecosistemas no afectan por igual a todos los habitantes del planeta. Son las poblaciones excluidas, las más empobrecidas, las que presentan una mayor vulnerabilidad. Tenemos, como países más desarrollados, una deuda ecológica con los países en desarrollo. Como dice el Papa: “hay que mantener con claridad la conciencia de que en el cambio climático hay responsabilidades diversificadas”. y poner delante las necesidades de los más débiles. Estamos aumentando una enormidad la brecha que nos separa a los ricos de los pobres.
  • La debilidad de las reacciones y la diversidad de opiniones. Aunque se reconocen importantes intentos de parte de los movimientos ecologistas y de las instituciones internacionales por promover reacciones a los problemas planteados, éstas no han sido suficiente rotundas. Se precisa mayor diálogo y responsabilidad, para lograr respuestas integrales. Esto pasa por renunciar al actual sistema económico en el que una mayor riqueza siempre representa un mayor poder.

 En el capítulo 2, el Evangelio de la Creación, para mí el más bonito, me siento tan querida y tan importante por haber sido pensada  por Dios. introduce la visión desde la fe; el Papa plantea la necesidad de incorporar un diálogo sincero entre ciencia y fe si se quieren dar respuestas verdaderas y soluciones que permitan sanar lo destruido. Se hace un recorrido por los contenidos de la fe cristiana, desde la sabiduría de los relatos bíblicos; el misterio del universo como un compendio de sistemas abiertos relacionados y sometidos a la libertad del ser humano (la gran faena que Dios nos hizo). La relevancia y el sentido de cada criatura en el conjunto de la creación; la comunión universal de todo lo creado aún reconociendo la preeminencia del ser humano, imagen y semejanza de Dios; y el destino universal de los bienes, principio de la doctrina Social en el que todos podemos converger, ya que “creyentes y no creyentes estamos de acuerdo en que la tierra es esencialmente una herencia común, cuyos frutos deben beneficiar a todos”. Citando a San Juan Pablo II:”Dios ha dado la tierra a todo el género humano para que ella sustente a todos sus habitantes, sin excluir a nadie ni privilegiar a ninguno” Termina el capítulo con la mirada de Jesús sobre la creación y el lugar del ser humano en ella, que destaca la relación paterna de Dios con todas las criaturas y el lugar significativo que cada una tiene para Él. El Señor vivió en armonía con lo que le rodeaba, disfrutando de las cosas sencillas de la vida, mostrando así a sus discípulos la manera de relacionarse con lo creado. En el Nuevo Testamento se nos muestra el destino de plenitud al que están llamados los seres humanos, que también comparten los seres más sencillos, como las flores del campo o las aves del cielo.

Los capítulos 3 y 4 serían el JUZGAR. El tercero, la raíz humana de la crisis ecológica, plantea que la globalización del paradigma tecnocrático, que domina incluso la economía y la política, pero la domina porque a través de ella, de la tecnología, la economía de unos cuantos puede crecer más. Provoca una mirada fragmentada de la realidad y hace que se busquen soluciones parciales y urgentes a los problemas. Sin embrago, la tecnología no es capaz de solucionarlo todo. Hace falta recuperar el sentido de la totalidad y la interrelación entre las cosas, para poder hacer frente a cuestiones que son globales, profundas y que afectan sobre todo a los pobres y al propio medio ambiente. “Nadie pretende volver a la época de las cavernas, pero sí es indispensable aminorar la marcha para mirar la realidad de otra manera, recoger los avances positivos y sostenibles, y a la vez recuperar los valores y los grandes fines arrasados por un desenfreno megalómano”. Para superar las crisis y consecuencias que provoca el antropocentrismo moderno, que ha terminado colocando la razón técnica sobre la realidad, el ser humano debe volver a reconocer su papel de administrador responsable de cuanto le rodea. Sobre todo de los seres humanos más frágiles.

En el capítulo 4 define la necesidad de una ecología integral- ambiental, económica y social, que nos permita interpretar la realidad de una manera más amplia, como un todo interconectado. “Es fundamental buscar soluciones integrales que consideren las interacciones de los sistemas naturales entre sí y con los sistemas sociales.”. Para eso, se deben recuperar la historia, la cultura y la arquitectura propia de cada lugar, manteniendo su identidad primera; al mismo tiempo se debe cuidar la vida cotidiana, los lugares comunes, o la vivienda, imprescindible para la dignidad y desarrollo humanos. El principio articulador de la ecología integral sería el bien común que presupone el respeto por la persona y sus derechos inalienables, reclama el reconocimiento del papel de los grupos intermedios en el desarrollo humano, sobre todo la familia, nos invita a poner en primer lugar las necesidades de los más empobrecidos y requiere de paz social, solidaridad y justicia en el presente y hacia las generaciones futuras.

Por fin, los últimos capítulos nos dan pistas concretas, reveladoras y llenas de esperanza sobre cuál puede ser la aportación de cada cual a esta cuestión global y común. Sería el ACTUAR.

El capítulo 5, Líneas de orientación y acción. Planteadas, como decíamos, desde un diálogo abierto y permanente: ciencia- fe; religiones; políticas e instituciones; países.

Las instituciones deben procurar soluciones a las actuales crisis medioambientales, económicas y sociales desde una perspectiva común, y no sólo buscando el bien de determinados países o grupos de poder. Las distintas iniciativas de los últimos tiempos han permitido ir avanzando en este compromiso común, pero aún falta una auténtica implicación y el cumplimiento de las promesas hechas en estas Conferencias y Cumbres Internacionales. Destaca sobre todo la lentitud y escasez de avances en lo relacionado al cambio climático: “Los creyentes no podemos dejar de pedirle a Dios por el avance positivo en las discusiones actuales, de manera que las generaciones futuras no sufran las consecuencias de imprudentes retardos”. Las ciencias por sí solas no pueden dar razón del sentido y la finalidad de las cosas y de la propia vida. La ética y la espiritualidad completan la comprensión de la realidad. Las religiones y las ciencias deben superar sus propias barreras para iluminar juntas el horizonte humano y ambiental común.

El último capítulo, habla de la necesidad de una educación y espiritualidad ecológicas que refuercen o provoquen “la conciencia de un origen común, una pertenencia mutua y un futuro compartido por todos”13. A fin de encontrar caminos para revitalizar esa nueva humanidad comprometida en el cuidado de la casa común, el Papa nos invita a vivir de una forma diferente, con un estilo de vida más austero, más sobrio y más simple, donde no vales más si consumes más. El trabajo recupera su valor, de refuerzo de la dignidad humana y articulación social. La conversión ecológica a la que nos llama hace hincapié en la necesidad de recuperar un sano sentido de pertenencia, de relación amorosa con lo que nos rodea (ambiente y sociedad), una ética del cuidado. En este sentido, es necesaria una renovada educación ecológica. Todos y cada uno,  somos  responsables de la marcha de nuestro mundo y del propio destino de la humanidad. Desde la escuela, la familia, las instituciones políticas, las Iglesias, se deben fomentar valores, virtudes, actitudes y comportamientos que permitan construir una realidad más humana, más armónica con la creación. Quiero detenerme en algunas de estas cuestiones: la conversión ecológica hacia nuevos estilos de vida supone la necesidad de vivir auténticamente conectados, con relaciones verdaderamente fraternas, cuidando la gratuidad y la gratitud, la sobriedad, la paz interior; y todo con alegría y honestidad. A modo de cómo Dios hace las cosas, desde la encarnación, asumiendo las cosas pequeñas, los excluidos, los de abajo, los últimos. Él se hizo último, para que nada pudiera quedar fuera, como una preciosa retaguardia, que va animando a los que se van quedando rezagados a avanzar esperanzados.

Me gustaría, a modo de conclusión, destacar lo que son los Ejes transversales de la encíclica: Si bien cada capítulo posee su temática propia y una metodología específica, a su vez retoma desde una nueva óptica cuestiones importantes abordadas en los capítulos anteriores. Esto ocurre especialmente con algunos ejes que atraviesan toda la encíclica. Por ejemplo: la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la convicción de que en el mundo todo está conectado, la crítica al nuevo paradigma y a las formas de poder que derivan de la tecnología, la invitación a buscar otros modos de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentido humano de la ecología, la necesidad de debates sinceros y honestos, la grave responsabilidad de la política internacional y local, la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida. Estos temas no se cierran ni abandonan, sino que son constantemente replanteados y enriquecidos.

“Quienes disfrutan más y viven mejor cada momento son los que dejan de picotear aquí y allá, buscando siempre lo que no tienen, y experimentan lo que es valorar cada persona y cada cosa, aprenden a tomar contacto y saben gozar con lo más simple” LS 223

Desde manos Unidas, creemos que lo más importante será cultivar un estilo de vida centrado en el amor, que nos llevará a cultivar una fraternidad humana universal, capaz de reconocer en el otro y en la naturaleza la presencia amorosa de Dios que es comunión y celebración.

Muchas gracias.

Deja un comentario »