Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos

El movimiento de Cursillos de Cristiandad celebra un encuentro nacional de consiliarios y sacerdotes colaboradores.

Desde el próximo domingo 15 de febrero y hasta el martes 17, tendrá lugar en Madrid un Encuentro Nacional de Consiliarios y Sacerdotes colaboradores del Movimiento de Cursillos de Cristiandad (MCC). Con la presencia del Consiliario Nacional del Movimiento, Monseñor D. Ángel Rubio Castro, el Encuentro contará con Consiliarios y sacerdotes colaboradores de diferentes diócesis de España donde el MCC está presente. Además de ser un espacio para conocerse, compartir experiencias e inquietudes, asumir la mentalidad y el método del MCC y encontrar cauces y medios para realizar mejor su tarea, el objetivo marcado para este Encuentro se centra en la reflexión conjunta sobre la figura del Consiliario y sacerdote colaborador, para así ofrecer un mejor servicio al Movimiento en cada una de las Diócesis. Finalmente, se elaborará un documento al respecto que se presentará en el próximo Pleno del Movimiento a celebrar el próximo mes de junio.
Para ello, se trabajará sobre cada una de las tres ponencias programadas:
1ª PONENCIA:
“Mirada al ministerio sacerdotal del Consiliario desde los orígenes del MCC”
Ponente: D. Manuel María Hinojosa Petit. Viceconsiliario Nacional del MCC.
2ª PONENCIA: EL HOY DEL MCC.
“Aquí y ahora: el MCC en la Iglesia de hoy”
Ponente: D. Álvaro Martínez Moreno. Presidente del Secretariado Nacional del MCC.
3ª PONENCIA:
“Misión del Consiliario y sacerdote colaborador en el MCC”
Ponente: D. Efrem Mira Pina. Viceconsiliario Nacional del MCC.

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad, nacido en los años 40 en la isla de Mallorca, es un Movimiento eclesial de difusión mundial, presente en los cinco continentes, que actúa en el interior de la Iglesia católica, sintiéndose vocacionado a participar activamente en la gran misión del anuncio de la Buena Nueva del Evangelio a través de un método propio y kerygmático. El MCC es un movimiento esencialmente diocesano, de la Iglesia y para el mundo, que está llamado a integrarse en la pastoral diocesana para contribuir a la comunión y colaborar en la misión de la Iglesia local. Si quieres saber más, visita la página web del Secretariado Nacional del MCC.

Extraído de: http://www.cursillosdecristiandad.es/?p=4026

Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos

La HOAC y el MMTC muestran su preocupación por los ataques al derecho de huelga

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) se suma, junto al Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC), a la preocupación del movimiento sindical internacional por la campaña contra el derecho de huelga de los trabajadores y las trabajadoras. En España, hay decenas de causas abiertas contra sindicalistas ​que ​convierte, de facto, un derecho inalienable en una práctica penalizada.

La HOAC y sus militantes se adhieren a las expresiones de acción y solidaridad que se realizarán en nuestro país, el próximo 18 de febrero, convocadas por las organizaciones de los trabajadores y las trabajadoras, como parte de la Jornada de acción mundial en defensa del derecho de huelga.

El MMTC, del cual forma parte la HOAC, expresa en un comunicado su adhesión a lajornada de acción mundial, convocada por la Confederación Sindical Internacional (CSI)contra la posición del grupo de empleadores en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que intentan acabar con este derecho.

Como trabajadores cristianos, hombres y mujeres, preocupados por los ataques cada vez más frecuentes a los derechos sociales y laborales de las personas y las familias en todo el mundo, recordamos el mensaje de la Iglesia sobre el derecho a huelga y los sindicatos:

“La huelga es una de las conquistas más costosas del movimiento sindical (…)

La doctrina social de la Iglesia reconoce la legitimidad de la huelga «cuando constituye un recurso inevitable, si no necesario para obtener un beneficio proporcionado», después de haber constatado la ineficacia de todas las demás modalidades para superar los conflictos.

El Magisterio reconoce la función fundamental desarrollada por los sindicatos de trabajadores, cuya razón de ser consiste en el derecho de los trabajadores a formar asociaciones o uniones para defender los intereses vitales de los hombres empleados en las diversas profesiones. Los sindicatos «se han desarrollado sobre la base de la lucha de los trabajadores, del mundo del trabajo y, ante todo, de lo trabajadores industriales para la tutela de sus justos derechos frente a los empresarios y a los propietarios de los medios de producción ».” (Compendio de Doctrina social de la Iglesia, 304-305)

A la luz del magisterio de la Iglesia, desde el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) nos unimos a esta jornada de acción mundial y la apoyamos decididamente. A la vez, mostramos nuestro más absoluto rechazo a la criminalización de las actuaciones de hombres y mujeres sindicalistas que actúan únicamente en defensa de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras.

Nuestra fe en Jesucristo nos hace luchar por una sociedad justa, fraterna y sostenible y entendemos que el movimiento sindical mundial, con sus luces y sombras, sigue haciendo una aportación ineludible para lograr la justicia universal en todos los rincones del mundo.

Extraído de: http://www.hoac.es/2015/02/16/la-hoac-y-el-mmtc-muestran-su-preocupacion-por-los-ataques-al-derecho-de-huelga/

Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos

Nota de prensa conjunta de las entidades católicas de la Iglesia de España y Marruecos que trabajan con migrantes

Madrid, 13 de febrero de 2015.- Las organizaciones de la Iglesia católica en España y en Marruecos involucradas en la acogida, acompañamiento y defensa de los derechos y la dignidad de los personas migrantes queremos expresar una vez más nuestra grave preocupación y dolor ante los lamentables sucesos que se agolpan en los últimos días, donde son de nuevo triste motivo de actualidad informativa la muerte y el sufrimiento de miles de hombres y mujeres que huyen de las guerras, el hambre y la pobreza de sus países de origen.

A todos ellos les transmitimos nuestra solidaridad y cercanía fraterna.

No queremos acostumbrarnos a la repetición de sucesos como estos, que nos hablan de historias de desesperación encarnadas en personas que, por falta de medios en las unidades de socorro, mueren ateridas de frío tras ser rescatados; de desalojos violentos de cientos de subsaharianos en los montes próximos a Melilla para ser objeto de traslados forzosos y abandonados luego a su suerte; de prácticas ilegales en las fronteras, que lesionan derechos y que son cuestionadas por instancias de la Unión Europea; de la escasa voluntad política por esclarecer sucesos, como el caso de El Tarajal, en los que han perdido su vida seres humanos que escapaban de la violencia o las condiciones de miseria; y de la puesta en práctica de extrañas figuras jurídicas que intentan defender expulsiones injustificables, como la disposición adicional introducida en el Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que pretende legalizar las expulsiones sumarias.

En este sentido, los obispos españoles, en su mensaje para la Jornada Mundial de Migraciones de este año señalan: “Nos adherimos a la denuncia contra cualquier actuación en que no se tengan en cuenta los derechos humanos. Pedimos que se cumplan los tratados internacionales y se verifique, al menos, si las personas pudieran ser acreedoras del asilo político, ser víctimas de la ´trata´ o necesitadas de asistencia sanitaria urgente”.

Y como no queremos acostumbrarnos a esta indigna respuesta que desde el Norte nuestros Estados vienen dando al drama y las injusticias que provocan el éxodo de todas estas personas del Sur, una vez más levantamos nuestras voces para lanzar un grito urgente a nuestras comunidades cristianas y a toda la sociedad para que no nos habituemos a asumir esa realidad como algo inevitable.

Nos sentimos interpelados a insistir en la denuncia de Francisco sobre la “globalización de la indiferencia”, porque estamos convencidos de que ninguna gestión de las fronteras nacionales puede justificar el desprecio hacia la dignidad de la personas. “Que a nadie le falte el socorro necesario”, ha afirmado el Papa estos días, tras la muerte en aguas del Mediterráneo de más de 200 personas que intentaban atravesar el Canal de Sicilia.

Queremos alertar a toda la ciudadanía, y especialmente a la comunidad cristiana, para que, a la luz de estos hechos, nos preguntemos por la fidelidad a nuestros valores más profundos y a recordar que quienes vemos en las noticias son hermanos nuestros: hombres y mujeres, padres y madres de familia, jóvenes estudiantes, menores incluso. No podemos ignorar que el dolor que vemos lo provocan en gran medida la pobreza y el mundo injusto que tenemos, y las decisiones que se toman, en el marco de unas políticas migratorias que olvidan la dignidad humana, tanto en los ámbitos nacional y europeo como en países de tránsito con quienes presumimos de mantener unas estrechas relaciones de hermandad y cooperación.

Estamos firmemente convencidos en que todo este sufrimiento es evitable. Por ello, exigimos a los responsables de la toma de decisiones ejecutivas, legislativas y judiciales la debida coherencia y respeto con los derechos humanos y con la más elemental dignidad que merece toda persona.

Y como no queremos acostumbrarnos, no podemos permanecer indiferentes ante la indignidad que supone este goteo incesante de dolor e injusticia. Alentamos a todos a sumarse a esta actitud de indignación cívica y a seguir manteniendo viva la llama de la acogida y la hospitalidad para todos esos hermanos y hermanas que huyen en busca de un mejor futuro, y que nos preguntan “¿qué has hecho con tu hermano?”.

Extraído de: http://www.juspax-es.org/products/nota-de-prensa-conjunta-no-queremos-acostumbrarnos-/