Publicado en Uncategorized

Se va, ligero de equipaje

Al conocer la noticia de la renuncia de Benedicto XVI, la Comisión Permanente del Foro de Laicos le envió una carta, en la que entre otras cosas, decíamos: “Le agradecemos de corazón la esperanza sembrada con su palabra, con sus gestos, con su cercanía. Y le hacemos llegar nuestro más profundo respeto por la decisión que ha tomado, acogiendo en ella un mensaje de libertad y de verdad propias del Espíritu de Jesucristo”. Estos mismos sentimientos los hago míos y con ellos me uno no sólo a los católicos, sino a tantas otras personas que se han expresado en parecidos términos.

El último gesto de Benedicto XVI es el gesto de un hombre para quien la búsqueda de la verdad ha sido una de las peregrinaciones más significativas de su vida. Nos tenía acostumbrados a hablar de la verdad de la fe, de la caridad en la verdad, de verdad y tolerancia,… Con este gesto nos ha hablado de la búsqueda de la verdad sobre sí mismo. Nos ha mostrado cómo cuando la fragilidad se le ha hecho sentir, ha sabido reconocer que había llegado el tiempo para adentrarse, “ligero de equipaje”, en el silencio de la relación con quien es la Fuente de la Vida. Y lo ha hecho con la certeza de saber que Quien le encomendó el timón de la Iglesia, sigue conduciendo el barco.

Los hombres y las mujeres de Dios, decía san Pedro Poveda son inconfundibles. Estamos ante un hombre habitado por el Espíritu de Dios, que nos ha mostrado su confianza en la palabra de Jesús: “La verdad os hará libres”, al haber acometido capítulos de ocultación en la vida de la Iglesia, que requerían purificación y petición de perdón. Supo pedirlo y también supo ofrecerlo cuando él mismo fue agredido en su intimidad. Son expresiones de la fuerza de la fe en Jesucristo de alguien que la ha predicado con vigor, sin escamotear entrega, dándose a sí mismo en su palabra, en sus viajes, en su relación directa con personas de toda condición.

Benedicto XVI tiene ese don de transparentar en su palabra, en sus gestos, en su mirada profunda, limpia, serena, que el Espíritu de Dios ha encontrado en él una morada a su gusto. Lo ví de cerca durante la JMJ, en Cuatro Vientos, allí me impresionó cómo el recogimiento profundo de su persona en la adoración ante la Eucaristía, atrajo al silencio prolongado y denso, al millón de personas que orábamos con él. Una noche inolvidable.

De su magisterio nos quedan joyas de gran valor. Quizás lo que más me ha impresionado es el modo como ha sabido transmitir la significatividad de la fe cristiana para la vida humana, para cada persona en particular, y también para contribuir a la transformación de la sociedad en la dirección del Reino. Este último aspecto, ha estado presente tanto en sus reflexiones teológicas como en sus intervenciones públicas ante los representantes de las instituciones políticas de los países que ha visitado. Allí ha hablado con la autoridad de un maestro, y yo diría que con la autoridad que los contemporáneos de Jesús reconocieron en Él.

La significatividad de la fe cristiana para la vida humana ha sido una constante y un auténtico empeño. La puerta de la fe está abierta para todos, para cada uno. Cuando leí la encíclica Deus Charitas est, me impactó precisamente que su primera carta la escribiera presentando a Dios del modo más fácilmente comprensible para el ser humano, a través de la experiencia del amor. Leí su carta sobre la Esperanza en un momento en que me rodeaba de manera especial el sufrimiento de las personas más cercanas, y encontré que entre los lugares que señalaba para aprender a esperar estaba el sufrimiento; meditar sus palabras fue y sigue siéndolo, un alimento que vigoriza mi esperanza. El título de la tercera encíclica, caridad en la verdad, me sorprendió inicialmente, pero pronto comprendí que era la expresión más honda y acabada a la que conduce su gran trayectoria de apostar por la inseparable compañía entre la fe y la razón, que aquí se traducía en caridad y verdad, y que llevaba en su seno un modo de mostrar como tejer en el ámbito personal, pero sobre todo en el ámbito público, el también binomio humano de sentimiento y razón. Son páginas clásicas a las que volver.

Con los jóvenes supo generar una profunda empatía. Les animó a encontrar en la fe en Jesucristo la alegría y la fuerza para vivir, para comprometerse con los otros, para superar las dificultades y las aflicciones de la vida, para transformar la sociedad y construir un futuro en la dirección de la justicia y la paz. Traigo al recuerdo las palabras que dirigió a los jóvenes en Madrid, en el Líbano y en tantos otros lugares; siempre una invitación para encontrar en el encuentro con el Señor nuevo vigor y nueva energía.

Valoro especialmente el gran acierto de Benedicto XVI al proclamar el año de la fe en el contexto de la nueva evangelización. Pronto veremos los nuevos horizontes que ésta dinamica está abriendo en la Iglesia. No puedo dejar de subrayar su modo de abordar la secularización y de proponer nuevos escenarios para la transmisión de la fe. Subrayo solamente dos aspectos: el atrio de los gentiles es ya una realidad .La razonabilidad de la fe que proporciona un espacio de diálogo en las búsquedas comunes de nuestra cultura contemporánea. Los hombres y mujeres de fe tenemos algo muy valioso que ofrecer en del debate público, un horizonte de humanidad que va más allá de lo que la razón, por sí misma, puede lograr.

En el caso de la ciencia, Benedicto XVI deja un mensaje no sólo de que la ciencia y la fe pueden caminar juntas, y cada una aportar algo valioso a la otra, sino que ambas han de situarse al servicio del desarrollo humano y del desarrollo de los pueblos. Y en esta tarea, la ciencia puede recibir de la fe orientación, estímulo y motivación.

Mis últimas palabras son de gratitud por el impulso que Benedicto XVI ha concedido a la participación de los laicos en la misión de la Iglesia. No me resisto a transcribir unas palabras del mensaje enviado a la IV asamblea del Foro Internacional de la Acción Católica, fechado en Castel Gandolfo el 10 de agosto del 2012: “La corresponsabilidad exige un cambio de mentalidad especialmente respecto al papel de los laicos en la Iglesia, que no se han de considerar como «colaboradores» del clero, sino como personas realmente «corresponsables» del ser y del actuar de la Iglesia”. En este texto el Papa habla de corresponsabilidad de los laicos, y en estas palabras podemos encontrar un avance en relación a lo expresado en la Christi Fideles Laici, que a su vez dio un paso adelante respecto del Concilio. Éste había hablado de: “Ayuda del clero al apostolado seglar” (Apostolicam Actuositatem nº25) y veinte años después, esta encíclica hablaba de “un nuevo estilo de colaboración entre sacerdotes y laicos” (nº 2.9).Ahora Benedicto XVI ha dado un paso más que constituye un legado para agradecer y un desafío en el que comprometernos.

 

 

Se va, ligero de equipaje _Camino Cañón, sobre BXVI_

Anuncios
Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos

El Movimiento de los Focolares acompaña a Benedicto XVI en su despedida

FOCOLARINOS EN LA PLAZA DE SAN PEDRO PARA AGRADECER A BENEDICTO XVI
Maria Voce y numerosos miembros del Movimiento de los Focolares estarán
presentes en la última audiencia general del miércoles 27 de febrero.
Numerosas personas miembros del Movimiento de los Focolares estarán en la Plaza San Pedro el
27 de febrero para la última Audiencia General del Pontificado de Benedicto XVI y expresarle todo
el agradecimiento y cercanía. Junto a ellos, Maria Voce – Presidenta del Movimiento de los
Focolares‐ y el Consejo General del Movimiento.
En una carta al Movimiento, la Presidenta propone el acoger en la renuncia de Benedicto XVI “una
llamada de Dios a una nueva y mayor medida de unidad”
Están siendo numerosas las muestras de adhesión y aprecio hacia Su Santidad por parte de
miembros de los Focolares, también más allá de la iglesia católica. Galia, moscovita y ortodoxa
cuenta: “He sentido dolor y la sensación de una gran pérdida. Deseo que este paso de Benedicto
XVI sea para el nuevo Papa un ejemplo de amor que no teme al sacrificio”. Ali, musulmán de
Marruecos, escribe: “Perdemos a uno que trabajaba por la paz y la unidad del mundo”. Abdou,
musulmán de Argelia: “Un hecho de este calibre es de una originalidad que no tiene parangón.
Debe servir de ejemplo a la humanidad entera”. Racim, también él musulmán de Argelia: “Quisiera
agradecerle por todo lo que ha dado. Espero del próximo Papa que tenga siempre esta mirada de
fraternidad, de apertura hacia las demás creencias, para construir un mundo de fraternidad
universal”.
Metta, budista de Tailandia: “Habiendo vivido con hermanos católicos he entendido
profundamente que la esencia de este ministerio es espiritual, pero que son necesarias muchas
capacidades y competencias. Estaré con él y los demás cristianos a través de la oración, también
para la elección del próximo pontífice, para que la Iglesia continúe trabajando por el bien de la
humanidad”.
Entre los amigos de convicciones no religiosas se encuentra Armando, de Italia: “Aprecio la
humildad del Papa y sus explicaciones sinceras sobre la causa de la dimisión y las dificultades
presentes en la Iglesia”. Luan y Donika desde Albania: “Deseamos al futuro pontífice que continúe
por el camino de apertura hacia las otras confesiones cristianas, hacia las otras religiones, como
también hacia las personas de convicciones diferentes”.

Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Uncategorized

CEAAEC: Nota de prensa ante la retirada de ayudas a la FP en la Comunidad de Madrid.

Desde CEAAEC manifestamos nuestra total oposición a la retirada de las ayudas para la Formación Profesional que hasta ahora se venía impartiendo con un importante nivel de aceptación y con resultados apreciables, para los alumnos que accedían a dicha facilidad.
Si esta medida se realiza con miras a un ahorro de fondos, quizá hubiera que estudiar las aplicaciones de las ayudas y retirar las que realmente sean de poca transcendencia, en comparación con los referidos a formación profesional.
Nuevamente la Comunidad de Madrid se equivoca al tomar una medida de este tipo sin tener en cuenta la finalidad y el beneficio que supone este tipo de enseñanza a los alumnos que pueden utilizarla.
Por otro lado existe un punto negativo de gran calado y es la cantidad de profesores y formadores que van a perder su puesto de trabajo. Parece que vamos marcha atrás en lugar de empujar, para salir de la crisis.
El problema es que con esta medida se hace que muchos alumnos que optan por estos estudios y que podían conseguir una formación laboral de alta calidad, de nuevo se verán abocados a no encontrar una solución a sus problemas.
Desde CEAAEC hacemos hincapié en la necesidad de mantener este tipo de formación vistos los resultados que para la mayoría de sus alumnos, supone el poder tener una titulación que les sirve para entrar en el mercado laboral con una importante base de conocimientos.

Madrid, 22 de Febrero de 2013

Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos

Comunicado HOAC Getafe sobre Eurovegas

Ante las declaraciones del presidente de la Comunidad de Madrid, Don Ignacio González, dirigidas al Obispo de Getafe, Don Joaquín María López de Andújar, por haber mostrado públicamente su preocupación y sus dudas sobre el proyecto “Eurovegas”,  la HOAC de la Diócesis de Getafe queremos manifestar lo siguiente:

1.- Está en la naturaleza de la misión de la Iglesia promover el Bien Común y defender la Justicia Social, especialmente en aquellas situaciones en que las personas más vulnerables y debilitadas más sufren, por encima de intereses particulares, corporativistas o de grupo.

2.- La Iglesia, con su gran acervo doctrinal en el ámbito social, viene insistiendo, también en la actual coyuntura de emergencia social y múltiples crisis, en que el verdadero desarrollo humano no puede limitarse al progreso material, sino que han de contemplarse también otras mejoras de orden espiritual y social.

3.- La Iglesia reconoce la legitimidad que asiste a los actores políticos a la hora de tomar medidas que favorezcan el progreso de sus comunidades o resuelven los graves problemas planteados, así como respeta las reglas democráticas que han de ordenar la convivencia, entre las que se encuentra la libertad de pensamiento y de expresión, a la que la misma Iglesia recurre, como un agente más de la sociedad, para llevar su mensaje a todas las personas y contribuir, en fidelidad a su misión, al mejoramiento social y promoción de los últimos.

4.- Por todo ello, consideramos, no solo acertadas las palabras de nuestro obispo con las que cuestiona la idoneidad del proyecto conocido como “Eurovegas”, sino una muestra más del servicio que como autoridad eclesial está llamado a prestar tanto a la comunidad cristiana como al resto de la sociedad, así como de evidente ejemplo de su exquisita sensibilidad social hacia los graves sufrimientos que la actual coyuntura aflige a gran parte de la población, que en gran número padece el drama del desempleo y la falta de un horizonte vital que les asegure el ejercicio libre y responsable de los derechos individuales y sociales, que como personas, les corresponde.

5.- La HOAC de Getafe quiere hacer pública la alarma que le provoca el anuncio de que las condiciones de trabajo de quienes sean finalmente empleados en el complejo que se pretende construir en Alcorcón vayan a quedar fuera de la legislación vigente, por lo que supone un claro caso de injusticia, además de abrir un peligroso camino de “dumping” social en el que los perjudicados principales serán los trabajadores, por ver así vulnerados los derechos reconocidos en nuestro ordenamiento jurídico.

Hermandad Obrera de Acción Católica de la Diócesis de Getafe

Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos

Encuentro HOAC – LOC/MTC

El equipo ejecutivo de la LOC/MTC (Liga Obrera Católica/Movimiento de Trabajadores Cristianos de Portugal) y la comisión permanente de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) ha mantenido su encuentro anual de coordinación durante los días del 17 al 19 de febrero en Burgos para compartir y analizar conjuntamente la vida y acción de los militantes –hombres y mujeres- de ambos movimientos y la situación del mundo del trabajo y de la Iglesia en ambos países.

Como punto de partida, hemos constatado la similitud de ambos países respecto a:

-las altas tasas de desempleos existentes, que han crecido este último año y vemos con preocupación que las perspectivas son de un continuo aumento.

-las últimas reformas laborales no han frenado la destrucción de empleo, sino que han generado el empeoramiento de las condiciones de trabajo, inestabilidad laboral y retrocesos en la negociación colectiva…

-los salarios indecentes, muchas veces de miseria, están abocando al crecimiento de una bolsa de trabajadores pobres, pese a su trabajo

-campañas de descrédito hacia las organizaciones de los trabajadores

-esta situación ha hecho que el poder adquisitivo de los trabajadores baje y condicione sus vidas teniendo que renunciar a niveles de vida mínimamente dignos.

-se ha generado un aumento en la inseguridad, la sensación de miedo e incertidumbre al futuro…

-miles de jóvenes cualificados de ambos países tienen que marchar a otros países y dejar su tierra y su familia para buscar un futuro

La realidad que vivimos no deja duda. La manera en cómo organizamos nuestra vida social no tiene al ser humano como centro de la misma: la persona no es lo primero, sino la rentabilidad económica. La consecuencia es evidente: los hombres y las mujeres del mundo del trabajo, especialmente las personas y las familias más débiles y excluidas, son las víctimas sobre quienes recae el peso de las consecuencias de la crisis. Los últimos casos conocidos de corrupción en diversas organizaciones económicas y políticas  desengañan a la sociedad. El hambre, las depresiones, los suicidios… son consecuencias dolorosas de un sistema económico y social capitalista neoliberal salvaje, que estructuralmente es injusto y se aleja del plan de Dios de un mundo de hermanos y hermanas. La Iglesia es muy clara en este sentido y nos recuerda en el Catecismo que “los traficantes cuyas prácticas usurarias y mercantiles provocan el hambre y la muerte de sus hermanos los hombres, cometen indirectamente un homicidio. Éste les es imputable.” (CIC 2269)

Las políticas de privatización y austeridad impuestas por la Unión europea y los poderes económicos financieros, a las que nuestros gobiernos se han plegado de manera absoluta, no han resuelto el problema del déficit público y del pago de la deuda. Entendemos que una de las causas principales de esta situación de  empobrecimiento vertiginoso de personas y familias enteras, son las decisiones políticas que se están tomando y sus desastrosas consecuencias.

Esta realidad nos hace preguntarnos qué Europa tenemos hoy y qué Europa queremos y debemos construir. ¿Una Europa con países ricos y pobres?, ¿donde no hay respeto por los derechos sociales alcanzados con mucho esfuerzos del movimiento obrero y de tantos hombres y mujeres que empujaron la historia para lograrlos?

Esta realidad social genera mucho sufrimiento. Muchas personas necesitan experimentar que las cosas pueden cambiar y que sus vidas y las de sus familias pueden configurarse de otra manera; sentir que la fraternidad y la comunión cimientan las relaciones personales y sociales; comprobar que el sistema político, las instituciones, las leyes y las decisiones políticas y económicas buscan el bien común; comprobar que son protagonistas de sus vidas… Realmente necesitan, necesitamos, una Buena Noticia para los pobres. Entendemos que la situación es tan urgente para tantas familias, que la respuesta inmediata es necesaria, pero no podemos contentarnos con estas respuestas. La caridad necesita de la justicia para ser verdadera caridad. Hemos de analizar las causas de esta situación de empobrecimiento para combatirlas e intentar revertir esta situación de retroceso de los derechos sociales y de quiebra de la democracia.

Como movimientos de Iglesia en el mundo obrero y del trabajo, queremos dar a conocer y experimentar la Buena Noticia de Jesucristo al hilo de la realidad que estamos viviendo. Desde nuestra conciencia de trabajadores y trabajadoras cristianos, nos preguntamos qué está ocurriendo con la vida social y la acción política que, lejos de responder a las necesidades de toda la persona y de todas las personas, las está empobreciendo y deshumanizando. Pese a ello, necesitamos decir alto y claro que otra política es posible y  necesaria.

Jesús de Nazaret nos invita una y otra vez en el Evangelio a estar al lado de los más necesitados, a fijarnos en los últimos, a acercarnos a los que están “sentados junto al camino” (Lc 18, 35) por eso desde el Evangelio queremos anunciar que sí es posible construir una vida social y desarrollar una acción política que realmente ponga a todos los hombres y mujeres en el centro de la misma, que afirme que la persona es lo primero. Y eso supone orientar nuestras vidas, personal y socialmente, y la actividad política desde la comunión, desde las necesidades de los empobrecidos.

Manifestamos, igualmente, que Dios actúa en esa misma realidad. Muchas iniciativas de personas y organizaciones sociales, políticas y sindicales, nos muestran otra manera de construir dicha realidad desde la acción política. Es posible el cambio. Junto a los vientos de empobrecimiento y deshumanización, se abren paso brisas de solidaridad, transformación y esperanza. Los y las militantes de nuestros movimientos queremos seguir atentos a todas las personas  y sus acontecimientos, celebrando y viviendo la fuerza del Resucitado para seguir trabajando por una acción transformadora del mundo obrero y del trabajo.

Burgos, 19 de febrero de 2013

En su web pueden encontrar los cortes de audio: http://www.hoac.es/2013/02/19/encuentro-bilateral-hoac-y-locmtc/

 

Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos, Oportunidades de Formación y Encuentro

CEMI: Cuaresma “Los 40 últimos”

CEMI nos quiere presentar un material preparado por los Marianistas para la Cuaresma que contiene un mensaje para cada día de la misma, con relatos que hacen reflexionar sobre nuestra posición ante los más empobrecidos y una serie de testimonio de personas de nuestro país que están intentando cambiar sus actitudes de vida. Pueden encontrarlos aqui: http://www.40ultimos.org/

 

Publicado en Noticias de las Asociaciones/Movimientos

Comunión y Liberación: Misa aniversario de la muerte de Luigi Giussani

El cardenal Antonio María Rouco Varela presidirá este jueves 21 de febrero la Eucaristía con motivo del octavo aniversario de la muerte de monseñor Luigi Giussani, fundador de Comunión y Liberación

lg_tese
• En la intención de la celebración estará presente el anuncio realizado por el Santo Padre de su renuncia al ministerio petrino

• Durante estos días, tendrán lugar en toda España celebraciones similares, como las presididas en sus respectivas diócesis por Lluís Martínez Sistach, Cardenal Arzobispo de Barcelona; Javier Martínez Fernández, Arzobispo de Granada; o Francisco Pérez González, Arzobispo de Pamplona-Tudela

El Cardenal Antonio María Rouco Varela, Arzobispo de Madrid, presidirá este jueves 21 de febrero una Eucaristía en sufragio de Luigi Giussani, fundador de Comunión y Liberación, con motivo del octavo aniversario de su muerte y del 31º Aniversario del reconocimiento pontificio de la Fraternidad de Comunión y Liberación, que preside el sacerdote español Julián Carrón.
La misa se celebrará en la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora (Av. Ramón y Cajal, 58) a las 20.30 horas con la siguiente intención: «Conmovidos por el anuncio realizado por el Papa, y más conscientes aún de nuestra responsabilidad, pidamos la Gracia, en el Año de la Fe, de un conocimiento y un afecto cada vez más profundos a Cristo a través del seguimiento inteligente y apasionado del carisma de don Giussani en la vida de la Iglesia, al servicio de nuestros hermanos los hombres».
Tras el anuncio de la renuncia del Santo Padre, Julián Carrón afirmó que «con este gesto, tan imponente como imprevisto, el Papa da testimonio de una plenitud tal en la relación con Cristo que nos sorprende, pues supone un acto de libertad sin precedentes, que privilegia ante todo el bien de la Iglesia. (…) Acogemos también nosotros con libertad y llenos de asombro este gesto extremo de paternidad, realizado por amor a sus hijos».
Durante estos días, se están celebrando en toda España varias celebraciones similares, como las presididas en sus respectivas diócesis por Lluís Martínez Sistach, Cardenal Arzobispo de Barcelona; Javier Martínez Fernández, Arzobispo de Granada; o Francisco Pérez González, Arzobispo de Pamplona-Tudela.